El PP lleva al Congreso la retirada de lazos amarillos, la actuación de los CRD y Diplocat

Diplocat
La ex ministra de Sanidad, Dolors Montserrat (Foto: Efe)
Comentar

El PP someterá a votación en el próximo Pleno del Congreso una moción en la que reclama la retirada de los lazos amarillos de los espacios públicos, el cierre de las llamadas ‘embajadas’ catalanas en el exterior, la red Diplocat; y la condena “firme” de las actuaciones de los autodenominados Comités de Defensa de la República, los violentos CDR.

Asimismo, quiere restaurar el control de los fondos públicos destinados a la Generalitat para evitar que se dediquen al proceso secesionista, y actuar para evitar cualquier boicot al Rey en los actos que tengan lugar en Cataluña.

Éstas son algunas de las propuestas que los ‘populares’ han incluido en la moción que se discutirá el próximo martes en la Cámara Baja y que es consecuencia de la interpelación que la ex ministra de Sanidad y diputada por Barcelona Dolors Montserrat dirigió esta semana a la ministra de Política Territorial, Meritxell Batet.

Esta moción se debatirá tan sólo una semana después de que el PP, el PSOE y Ciudadanos acordaran el texto de una proposición no de ley en defensa de la unidad de España y en contra de los referendos secesionistas.

Propuestas repelidas

En su iniciativa, los ‘populares’ defienden que las propuestas de “ruptura” y “quiebra” de la unidad de España han de ser “firmemente repelidas” por todas las fuerzas políticas constitucionalistas “en aplicación de la legalidad, preservando la estabilidad, impulsando la recuperación económica y restaurando la convivencia en Cataluña”.

Para ese fin, las ‘recetas’ del PP pasan por que el Gobierno adopte medidas “inmediatas” para impedir el destino de fondos públicos a la Generalitat a fines distintos del interés general y, en particular, establecer un control “reforzado” de las cuentas catalanes y del Fondo de Liquidez Autonómica (FLA) en Cataluña.

Además, le exige el cierre de las ‘embajadas’ catalanas y la “desarticulación” del Diplocat; la condena de cualquier tipo de declaraciones “xenófobas, discriminatorias e injuriosas” de las autoridades autonómicas -en referencia velada a las realizadas en el pasado por el actual presidente, Quim Torra-; y el uso de los medios públicos catalanes -TV3 y Catalunya Radio- para difundir mensajes en contra de las instituciones españoles o de carácter “discriminatorio”.

“No hacer concesiones”

Asimismo, el PP reclama al Ejecutivo la retirada de símbolos independentistas (lazos amarillos, fotos de presos, pancartas…) en las instituciones y espacios públicos, la condena “firme” de cualquier actuación de los CDR, la defensa de las instituciones del Estado en Cataluña y, singularmente, de la Monarquía, actuando para evitar el “veto” del Rey en los actos que tengan lugar en Cataluña.

El principal partido de la oposición también pide frenar cualquier tipo de “presión” sobre los jueces para que se produzca el acercamiento a Cataluña de los líderes independentistas presos, y evitar el tratamiento “diferenciado” de éstos respecto del resto de reos.

Por último, los ‘populares’ también buscan el “firme compromiso” del Ejecutivo de Sánchez de “no hacer concesiones bilaterales” a los independentistas que supongan “ningún tipo de agravio o discriminación” respecto a los ciudadanos de cualquier otra parte de España.

Últimas noticias