La Generalitat alecciona a los Mossos para que nieguen ante el juez la agresión a Marichalar

Marichalar
Álvaro de Marichalar protesta ante el Palau de la Generalitat, pocos días antes de ser agredido por los Mossos (Foto: EFE).
Comentar

Los abogados de la Generalitat han aleccionado a los Mossos d’Esquadra para que nieguen ante el juez la agresión a Álvaro de Marichalar que, sin embargo, quedó registrada por las cámaras de seguridad del Palau de la Generalitat.

Los hechos ocurrieron el pasado 26 de octubre, cuando miles de jóvenes se habían concentrado en la Plaça de Sant Jaume, con la esperanza de que Carles Puigdemont saliera al balcón a proclamar la independencia de Cataluña.

Enarbolando una pancarta en la que se podía leer el lema “Stop 3% en toda España“, Marichalar también se acercó al lugar e intentó conversar, de forma distendida, con algunos de estos jóvenes. Como muestra el vídeo que OKDIARIO ofreció en exclusiva el pasado 14 de diciembre, varios Mossos d’Esquadra le condujeron por la fuerza, zarandeándole, hasta el interior del Palau de la Generalitat.

Una vez allí, tras entornar la puerta para apartarlo de la vista de los asistentes, un agente le propinó dos fuertes empujones, antes de alejarlo del campo de visión de las cámaras de seguridad. Álvaro de Marichalar permaneció retenido durante más de diez horas. Un parte médico acredita que tuvo que recibir dos puntos de sutura en una ceja, debido a una fuerte contusión.

Le rompieron una ceja a golpes

En el atestado policial, los Mossos d’Esquadra sostienen que Marichalar mostró una actitud violenta y ofreció resistencia, algo que desmienten las imágenes de las cámaras de seguridad. Y aseguran que el hermano de Jaime de Marichalar se hizo él sólo la herida en la ceja, al golpearse con el marco de una puerta cuando forcejeaba con los agentes.

A raíz de la denuncia presentada por su abogada, María Juher Layret, el titular del Juzgado de Instrucción número 16 de Barcelona, Jaime Conejo, ha imputado por un delito de lesiones a tres de los Mossos que aparecen en las imágenes. Al mismo tiempo, ha imputado por resistencia a la autoridad a Álvaro de Marichalar, atendiendo al atestado policial.

El juez tomó declaración como testigo el pasado día 8 a una subinspectora de los Mossos que se encontraba en el lugar y asistió a los hechos. En su declaración, la agente respaldó la versión de que Marichalar se golpeó con el marco de una puerta, pero no pudo aclarar si fue empujado por alguno de sus compañeros. También reconoció que no vio sangre en la cabeza del detenido, hasta que varios agentes lo levantaron del suelo.

Marichalar
Álvaro de Marichalar tuvo que recibir dos puntos de sutura en una ceja, como muestra la imagen.

Pero a continuación, la subinspectora de los Mossos reconoció ante el juez que había visto el vídeo de las cámaras de seguridad cuando “preparaba su declaración” con el abogado de la Generalitat. Algo que demuestra que los letrados del Ejecutivo catalán habían aleccionado previamente a esta agente, indicándole en qué sentido debía producirse su declaración, para respaldar a sus compañeros imputados y lograr que la denuncia por lesiones quede archivada.

La abogada de Álvaro de Maricharlar, María Juher, ha pedido al juez que llame a declarar al responsable del circuito cerrado de vídeovigilancia instalado en el hall del Palau de la Generalitat. Pretende que este testigo aclare si existían otras cámaras, cuya grabación no ha sido aportada al Juzgado, que podrían haber recogido la agresión completa a su defendido. Sin embargo, esta petición ha sido inicialmente denegada por el juez instructor.

Últimas noticias