Independentismo en Cataluña

Los escoltas de Torra preocupados: desconfían de ellos tras la fuga de Puigdemont

Carles Puigdemont
Carles Puigdemont con el Mosso que hace de su escolta detrás.
Comentar

Tras ser investido President de la Generalitat, Quim Torra tendrá a su disposición a un equipo de dos escoltas que, desde su designación, han seguido sus pasos a varios equipos con un total de diez agentes que velaran por su seguridad. Son todos ellos policías de los Mossos destinados al área de escoltas que, hace años, forman un compacto grupo al servicio del presidente de la Generalitat. Pero la actuación de algunos compañeros ayudando a Carles Puigdemont en su fuga, ha puesto en entredicho el trabajo de toda la unidad y ha generado preocupación por los cambios que esos hechos puedan provocar entre los agentes.

Aunque si bien es cierto que el jefe del operativo de la fuga de Puigdemont, el sargento Lluís Miquel Escolà no formaba parte del equipo de seguridad del expresidente, si que le ayudaron algunos agentes que estaban destinados a preservar la seguridad de Carles Puigdemont y su familia. Para evitar otra situación de estas características, si se diera el caso, los mandos preven hacer algunos cambios en los equipos de seguridad de los miembros del Govern. La confianza es una máxima en esta responsabilidad, y algunos altos mandos de los Mossos reconocen que tras el 29 de octubre “ha quedado tocada”.

Muchos de esos agentes corrían el pasado sábado otra vez por el Parlament de Cataluña, bien acompañando a Torra o a líderes de los partidos de la oposición o bien haciendo tareas de vigilancia y de apoyo a compañeros uniformados. Algunos de ellos explicaban a OKDIARIO que tras el cese del Govern y tras conocerse la participación de algunos compañeros en el plan de fuga de Carles Puigdemont, les han destinado provisionalmente a vigilar a carteristas en el metro y a apoyar a unidades que se dedican a la lucha contra el crimen organizado en el transporte público de la ciudad de Barcelona.

Últimas noticias