Carles Puigdemont

El fugitivo Puigdemont ‘otorga’ desde Berlín la Creu de Sant Jordi a la independentista Sor Lucía

carles puigdemont
Sor Lucía Caram vota en el referéndum independentista del 1-O.
Comentar

Carles Puigdemont quiere dejar claro que el candidato a la Presidencia de la Generalitat Quim Torra es sólo un títere, al que manejará desde Berlín para seguir adelante con el golpe de Estado secesionista.

Incurriendo de nuevo en un delito de usurpación de funciones (penado con hasta tres años de cárcel), Puigdemont ha apelado a su supuesta autoridad como “Govern legitim en el exili” para designar a las 18 personas y 18 instituciones a las que la Generalitat debe otorgar este año su máxima institución, la Creu de Sant Jordi.

De este modo, Puigdemont quiere premiar la labor de destacados independentistas como la monja peronista argentina Sor Lucía CaramJosep Cruanyes, que fue uno de los principales impulsores de la campaña que logró que el presidente José Luis Rodríguez Zapatero entregara a la Generalitat los papeles del Archivo de Salamanca.

Puigdemont también ha incluido en su listado a otras personalidades del mundo de la cultura y el deporte como el veterano atleta Tomás Barris, la profesora Victòria Almuni (que se define como “activista de la cultura y la historia local”), el cirujano Joan Viñas (que en 2012 fue nombrado presidente del  Instituto Catalán de la Salud en sustitución de Josep Prat, quien se había visto obligado a dimitir por un escándalo de corrupción) y los artesanos de los pesebres Martí i Joan Castells-Badia.

En su comunicado, Carles Puigdemont afirma que  este año “es especialmente necesario este reconocimiento en el contexto de regresión democrática y de derechos fundamentales que vive el país”. La monja independentista Sor Lucía Caram y otros galardonados se han apresurado a agradecer el premio a través de las redes sociales.

La monja argentina Sor Lucía Caram es miembro del patronato de la Fundació Rosa Oriol, presidido por Rosa Tous, y una de las más destacadas activistas del independentismo catalán a través de los medios de comunicación.

En una entrevista concedida el pasado mes de marzo a un medio digital, declaró: “No han entrado los tanques por la Diagonal, pero en cierta forma, han entrado, a fuego lento, poniendo la gente en la cárcel y con gente en el exilio“. Y se reafirmó en su lucha a favor de la independencia de Cataluña, impulsada por los corruptos del PDeCAT y los violentos de la CUP: “Sigo defendiendo el derecho a decidir de los pueblos. Me gustaría que Cataluña pueda ser un país libre para decidir lo que quiere ser“.

También ha comparado a los Jordis (Jordi Sànchez y Jordi Cuixart), en prisión por su golpe de Estado separatista, con las víctimas de torturas en la dictadura militar de Argentina.

Sor Lucía Caram fue una de las principales impulsoras de la puesta en marcha de la Fundación Rosa Oriol, de cuyo patronato también forman parte destacadas independentistas como Pilar Rahola y la mujer de Artur Mas, Elena Rakosnik.

Ante el impacto negativo que esta vinculación con el independentismo estaba provocado en las ventas de su cadena de joyerías, la familia Tous anunció el pasado mes de noviembre que Rahola y Rakosnik abandonarían el patronato de la Fundación.

No ha sido así, fue sólo un engaño para evitar que las ventas se desplomaran durante la campaña de Navidad: ambas siguen formando parte del órgano de gobierno de la Fundación de la familia Tous, tal como se puede comprobar en su web oficial.

Tous
La periodista Pilar Rahola y la mujer de Artur mas continúan en el patronato de la Fundación Rosa Orio, en contra de lo anunciado por la familia Tous.

Últimas noticias