El Apartheid de los CDR: catalanes “de pura cepa”, “recién llegados”, “colonos” y “botiflers”

cdr
Noticias de última hora Cataluña.
Comentar

En un ejercicio de concreción, el supremacismo independentista ha segregado en cuatro categorías a los catalanes. Aina Vidal, una supuesta activista de los autodenominados Comités de Defensa de la República (CDR), ha publicado un hilo en su recién creada cuenta de Twitter sobre “el tema de la nacionalidad catalana y el censo electoral de la república” en el que establece unos “criterios de nacionalidad” basados en el “perfil de los residentes en Cataluña”. No todos los residentes en Cataluña tendrán derecho a voto en la futura república catalana.

Los de “pura cepa”

El Apartheid de los CDR: catalanes “de pura cepa”, “recién llegados”, “colonos” y “botiflers”

El ‘apartheid’ nacionalista desarrollado por Vidal divide en cuatro los grupos que configuran la población catalana. En primer lugar, como no podía ser menos, están “los catalanes de pura cepa”. Este selecto grupo, el primero en la pirámide de la sociedad catalana, está integrado por aquellos que llevan varias generaciones viviendo en Cataluña”. En opinión de Vidal, “ellos son el eje, continuadores de la historia milenaria de Cataluña desde los Condados de Barcelona”. ¿El ejemplo que encarna a los “catalans de socarrel”? Carles Puigdemont.

Los recién llegados

El Apartheid de los CDR: catalanes “de pura cepa”, “recién llegados”, “colonos” y “botiflers”

En el segundo grupo social “tenemos los catalanes recién llegados, o xarnegos con ‘x'”. Asegura Vidal que se trata de “gente que huyó de la miseria de su país para encontrar un país que los acogió con los brazos abiertos, y que está profundamente agradecida por ello”. Los integrantes de este segundo grupo son los que “han aportado la sangre nueva que debe renovar la Patria Catalana”, afirma la dirigente de los CDR.

“Son gente que ha aprendido el catalán, se ha adaptado a las costumbres locales, y ha abrazado en su inmensa mayoría la nueva República”. ¿Ejemplos? Albano Dante Fachin y Grabriel Rufián. “Tan catalanes como los demás”, afirma Vidal.

Los colonos

El Apartheid de los CDR: catalanes “de pura cepa”, “recién llegados”, “colonos” y “botiflers”

El tercer grupo estaría formado por los “colonos, o charnegos con ‘ch'”. “Son gente -asegura Vidal- profundamente desagradecida que odian la sociedad que les ha acogido. Muchos llevan 40 años viviendo aquí y ni entiende el catalán. Normalmente ocupan los estratos más bajos de la sociedad, viviendo de las subvenciones”.

A este grupo pertenece “la gente de Tabarnia”. Y Vidal lo explica así: “Sus aficiones, vestirse de chándal, ir a las discotecas del polígono, ir a los bares carajilleros y sacar lazos amarillos (la sola visión de los lazos amarillos les remueve sus conciencias resentidas)”. ¿Un ejemplo perfecto? Inés Arrimadas, sentencia la dirigente independentista.

Los botiflers

El Apartheid de los CDR: catalanes “de pura cepa”, “recién llegados”, “colonos” y “botiflers”

“El último grupo es peor que los colonos, es el grupo de los botiflers”, apunta Vidal. Los define como “la gente que ha traicionado a su patria por cuatro lentejas de España, o por un odio y un resentimiento congénito”. “Es el grupo más peligroso” porque, según advierte Vidal, “a menudo se disfrazan de equidistantes”. ¿Ejemplos? “Los traidores Santi Vila y Joan Coscubiela, el asalariado del Miquel Iceta, el fascista de Enric Millo“.

Los colonos, sin voto ni trabajo

El Apartheid de los CDR: catalanes “de pura cepa”, “recién llegados”, “colonos” y “botiflers”

La integrante de los CDR apunta que “los catalanes de pura cepa y los xarnegos con ‘x’ deberían poder obtener la nacionalidad catalana (y por tanto votar en las elecciones de la futura república) de entrada”. Por el contrario, “los colonos (charnegos con “ch”) se les debe permitir residir en Cataluña si tienen un trabajo, pero no podrán obtener la nacionalidad catalana hasta que abracen la tierra de acogida, y aprendan el idioma y las costumbres locales”.

Los CDR tienen planificado el futuro de los  llamados traidores: “Deberán ser juzgados por los Tribunales de la República por alta traición. Nosotros sabremos ser generosos y no los pondremos en prisión (como hace España), yo apuesto por penas alternativas a la prisión como la inhabilitación y la privación del derecho de sufragio”.

En el ‘apartheid’ catalán, los CDR tienen hueco para una última categoría, la de aquellos que recibirán “la nacionalidad de forma honorífica”. Y apunta dos nombres: Ramón Cotarelo y Bea Talegón.

Últimas noticias