La CUP monta otra campaña para coaccionar al juez Llarena ante su casa de Gerona

Cerca de 300 independentistas convocados por la CUP y los CDR en una manifestación hasta el municipio de Das (Gerona).
Cerca de 300 independentistas convocados por la CUP y los CDR en una manifestación hasta el municipio de Das (Gerona).
Comentar

La CUP y los CDR han celebrado este viernes un nuevo acto de acoso contra el juez del Tribunal Supremo Pablo Llarena, ante su segunda residencia del municipio de Das (Gerona).

Varios cientos de personas han recorrido a pie el camino entre las localidades de Alp y Das, cortando la carretera y exhibiendo esteladas independentistas. Una vez en Das, han empapelado la población con carteles que muestran el rostro del magistrado cabeza abajo, con el lema “Llarena aquí no eres bienvenido“.

A través de sus cuentas oficiales, los CDR y los cachorros de la CUP agrupados en la organización Arran han dejado claro que la intencionalidad de este acto era, de nuevo, intentar intimidar al juez que instruye la causa contra los golpistas independentistas.

“Ya hemos avisado. Los Países Catalanes seremos vuestra peor pesadilla. Llarena, no eres bienvenido”, ha anunciado la organización juvenil Arran. Por su parte, el CDR de Cerdanya ha lanzado el siguiente mensaje: “Más de medio millar de personas cortan la carretera de Alp a Das en Cerdanya. Hemos llegado a Das a dejar bien claro que queremos #LibertadPresosPolíticos y que aquí el juez Llarena no es bienvenido“.

Ya el pasado día 25, pocas horas después de que carles Puigdemont fuera detenido en Aliemania, los cachorros de Arran realizaron pintadas amenazadoras en el municipio en el que tiene su segunda residencia el juez Llarena, al que tacharon de “fascista”: “Los Paísos Catalanes serán tu infierno“, advirtieron al magistrado.

A raíz de esta escalada de coacciones, el miércoles fue detenida una mujer residente en Reus, Cori Sauné Ollé, que había difundido datos personales y amenazas sobre la mujer del juez Pablo Llarena.

Esta usuaria escribió en Twitter el siguiente mensaje: “La mujer del hijo de puta de Llarena es (…). Hay que difundirlo porque han de saber que no podrán ir por la calle a partir de ahora”. Tras prestar declaración ante un Juzgado de Reus, Cori Sauné Ollé ha quedado en libertad provisional, imputada por un delito de amenazas.

A raíz de estos hechos, la mujer del juez Pablo Llarena se ha visto obligada a abandonar Cataluña para preservar su seguridad. Las principales asociaciones judiciales han mostrado su solidaridad y han exigido respeto a la labor del magistrado, ante las coacciones de los independentistas.

Últimas noticias