La CUP tacha el acuerdo de JxCat y ERC de neoliberal y continuista con el autonomismo

Carles Riera CUP
Carles Riera, portavoz de la CUP en el Parlament. (Foto: EFE)
Comentar

La diputada de la CUP en el Parlament Natàlia Sànchez ha tachado de neoliberal y continuista con el autonomismo el acuerdo de JxCat y ERC que transmitieron a la CUP para tratar de desencallar la legislatura y ha insistido en que mantendrán sus cuatro abstenciones en una eventual investidura si no sufre cambios que concreten un programa de gobierno republicano.

“Si queremos hacer Govern lo que se necesita primero es hacer república, porque ese es el compromiso con el que las tres fuerzas republicanas nos presentamos a las elecciones del 21 de diciembre”, ha explicado la diputada.

Ha aclarado que, durante las negociaciones de los últimos meses, JxCat y ERC no les transmitieron su programa de Govern y que eran los ‘cupaires’ los que ponían sobre la mesa cuestiones de programa para que los republicanos y los representantes de la lista de Carles Puigdemont se pronunciaran al respecto.

No fue hasta el 7 marzo –día en que les entregaron este documento– cuando los ‘cupaires’ recibieron una propuesta que incluía partes del texto subrayadas señalando las ideas que la CUP había propuesto; el resto era la propuesta de Govern de los otros dos grupos.

“Lo que nos envían el 7 de marzo es el global de sus ideas. Y son políticas neoliberales que responden a unas políticas continuistas al marco autonómico que ya conocemos”, ha criticado Sànchez, que además ha añadido que las líneas subrayadas con contenido propuesto por los ‘cupaires’ estaban matizadas y transaccionadas por JxCat y ERC sin haber consultado con ellos.

A modo de ejemplo, Sànchez ha relatado que el documento incluye una comisión de estudio para la creación de una banca pública: “Lo que pedimos es la creación de una banca pública. No sólo lo pedimos nosotros, ERC también lo llevaba en el programa. Pedíamos esto y nos encontramos con una comisión, por eso nos parece autonomista”.

La CUP pidió la no renovación de los conciertos a las escuelas que segregan por sexo, algo que sí recoge el documento tal y como exigían los ‘cupaires’, sin embargo, lo que no incluye es que ese dinero fuera destinado a la escuela pública, algo que también habían puesto sobre la mesa.

La abstención, intacta

Antes del envío de ese documento, el sábado 3 de marzo, el Consell Polític y el Grup d’Acció Parlamentaria de la CUP decidieron que sus diputados emitirían cuatro abstenciones en el pleno de investidura –algo que dejaría en el aire la mayoría independentista en el Parlament y, por tanto, la investidura de un candidato–.

Tras haberlo estudiado, los ‘cupaires’ advierten de que no ven cambios sustanciales que lleven a plantearse un cambio en el sentido del voto –la CUP celebra otro Consell Polític, en este caso ordinario, este sábado, pero no tienen sobre la mesa una propuesta de JxCat y ERC que les lleve a debatir un cambio de posicionamiento–.

Sànchez ha respondido a los periodistas que después de analizar el escrito han mantenido contactos “informales” con miembros de los otros dos partidos, y que tienen previsto sentarse a la mesa de negociación en los próximos días.

Sin embargo, no ven visos de cambio en ninguna de las dos fuerzas independentistas que se centran en hablar de “Govern efectivo, pero no de implementar políticas republicanas efectivas”.

Ha recordado que en el pleno del 30 de enero para investir a Puigdemont –que el presidente del Parlament, Roger Torrent, suspendió– la CUP decidió esperar en sus escaños a que comenzara con cuatro votos a favor del candidato.

Con todo lo sucedido desde entonces, consideran que JxCat y ERC no están por la labor de desarrollar la república ni de defender los derechos de los diputados ni la soberanía del Parlament, motivo que les lleva a mantener intacta su voluntad de mantener la abstención.

Temas

Últimas noticias