El fiscal pide multas de 5.400 € para 6 antisistema de Arran que asaltaron la sede del PP en Barcelona

Arran
David Fernández y Anna Gabriel entre los asaltantes de Arran (juventudes de la CUP) a la sede del PP en Cataluña. (Foto: EFE)

La Fiscalía pide penas de 5.400 euros de multa para cada uno de los seis jóvenes de Arran, organización juvenil vinculada a la CUP, que en marzo del año pasado asaltaron la sede del PP en Barcelona en un acto reivindicativo a favor del referéndum ilegal de independencia.

En su escrito de acusación, a que ha tenido acceso Efe, el ministerio público acusa de un delito de desórdenes públicos a los seis militantes de Arran y pide que se les condene, además, a indemnizar con 1.319 euros al PP por los gastos de limpieza de los grafitis que los activistas hicieron en las paredes y los cristales de la sede del partido.

Por su parte, la acusación particular ejercida por el PP pide seis años de cárcel para los activistas de la organización juvenil que intentaron ocupar su sede, a los que el titular del juzgado de instrucción número 11 de Barcelona envió a juicio por los delitos de desórdenes públicos y daños.

En su escrito de calificación, la Fiscalía sostiene que los seis acusados, integrados en un grupo de unas 40 personas y actuando en nombre de Arran, acudieron a la sede del PP en Barcelona con el propósito de llevar a cabo “una acción de carácter reivindicativo” a la que asistieron las diputadas de la CUP Anna Gabriel y Eulàlia Reguant.

Una vez allí, sostiene el ministerio público, un grupo de 17 personas entre las que figuraban los acusados, entraron en la sede del PP e intentaron rebasar la puerta de seguridad que daba acceso a las dependencias del partido, sin conseguirlo.

Asimismo, los militantes de Arran pegaron carteles en las paredes y las puertas de cristal de la sede del PP, con eslóganes como ‘La organización es la clave de la victoria’ o ‘Referéndum, independencia, Països Catalans’.

Según el ministerio público, los acusados y el resto de personas que les acompañaban “se negaron a abandonar el lugar, tras ser requeridos al efecto por el personal de seguridad del PP, impidiendo así el normal funcionamiento del partido y la entrada y salida de las personas”.

Los acusados salieron de la sede del partido unos 20 minutos después, cuando fueron requeridos por una patrulla de los Mossos d’Esquadra, tras lo que pegaron más carteles en las vidrieras de las puertas de acceso, así como una pancarta con el lema ‘La independencia no se negocia, referéndum sí o sí’, y repartieron por el lugar varias cajas de cartón en forma de urnas.

Al mismo tiempo, añade el ministerio público, una persona no identificada dibujó con spray una bandera “estelada” en las vidrieras de la puerta de la sede del PP.

El grupo se acabó disolviendo, después de que uno de sus integrantes ofreciera una rueda de prensa a las puertas del PP, que según la Fiscalía no duró más de unos cinco minutos.

Comentar

Últimas noticias