Las difíciles relaciones con el PP

Ciudadanos no pondrá en peligro la legislatura “hasta que no exista normalidad en Cataluña”

Albert Rivera
Albert Rivera y Mariano Rajoy en el Palacio de La Moncloa. (Foto: AFP)
Comentar

El triunfo de Inés Arrimadas en Cataluña y las buenas expectativas electorales que le auguran los sondeos ha provocado que Ciudadanos haya tensado, en las últimas semanas, la difícil relación con el Partido Popular. Pero no lo hará hasta el punto de provocar una ruptura y un consiguiente adelanto electoral.

En el partido de Albert Rivera se asume que no es el mejor momento para poner las urnas. En primer lugar, “por la situación de inestabilidad” que supondrá, inevitablemente, y que tendrá inmediatas repercusiones en Cataluña. La formación naranja no quiere quedar como responsable de una incertidumbre política de imprevisibles consecuencias.

El último barómetro del Centro de Investigaciones Sociológicas (CIS) reflejó la fragmentación a que, de nuevo, está destinada el Congreso. Y, con ello, el fantasma de la ingobernabilidad. El PP (26,3 por ciento) volvería a ganar las elecciones, pero precisaría, otra vez, del apoyo de C’s (20,7 por ciento). Juntos rozarían la mayoría absoluta, y superarían también a una eventual suma entre PSOE (23,1 por ciento) y Podemos (19 por ciento). Es decir, que o se reedita el gobierno actual, o Pedro Sánchez, en su alternativa, necesitaría conciliar de nuevo -algo que no logró en 2016- a Iglesias y Rivera.

“Lo que me pregunto es cómo se hace para romper el acuerdo cuando uno ya ha cumplido”, se preguntó este jueves el portavoz del grupo parlamentario de Ciudadanos, Juan Carlos Girauta, en una entrevista en TVE. “Nosotros ya cumplimos cuándo votamos a favor de la investidura, ¿cómo vamos a romper lo que ya hemos hecho?”.

En el partido se lamenta que el PP esté “incumpliendo sistemáticamente” el acuerdo suscrito entonces, que implicaba “150 compromisos para mejorar España”. Los reproches se dirigen, especialmente, a las medidas que afectan a la regeneración. El punto más flaco de los ‘populares’. Desde Ciudadanos se sigue condicionando el apoyo a los Presupuestos Generales a la dimisión de la senadora Pilar Barreiro, imputada por Púnica, y a lo que el PP se resiste en tanto no avance el procedimiento.

El termómetro de los Presupuestos

La negociación de las cuentas, que habrá de abordarse en las próximas semanas, será sin duda el termómetro para ambos socios. En el PP se resisten a creer que Ciudadanos acabe dando la espalda porque, argumentan, “no les interesa quedar como responsables del bloqueo”. Y, al fin y al cabo, los Presupuestos es lo que puede dar oxígeno a Mariano Rajoy para afrontar con relativa tranquilidad los siguientes meses de mandato. Incluso alargarlo lo suficiente como para que las elecciones se celebren en 2020, como es su voluntad.

En el PP afirman que recurrirán a la prórroga si los Presupuestos no salen y recuerdan que existen fórmulas, como el decreto, para revisar el sueldo de los funcionarios o, incluso, pagar los servicios públicos.

“Ciudadanos puede quizás no apoyar los Presupuestos, aunque tiene un acuerdo con el PP para hacerlo, pero si así lo hiciera, el Gobierno seguirá gobernando para los españoles y para las españolas con una prórroga de Presupuestos y con la aplicación de normas que permitan cosas tan importantes, aunque Ciudadanos no las vote, como el mantenimiento del poder adquisitivo de los pensionistas, la elevación del sueldo de los funcionarios, o incluso la posibilidad de financiar los servicios sociales”, avisó la secretaria general del PP, María Dolores de Cospedal, en una entrevista a OKDIARIO. 

Por ahora, Ciudadanos busca tensar la cuerda con el PP, aunque manteniendo el equilibrio que le permita pescar en su mismo río de votantes.

Un equilibrio complicado, porque los ‘populares’ están dispuestos a hurgar en las contradicciones de Rivera. Este mismo miércoles, el presidente del Gobierno ya les advirtió con que se equivocaban de “adversario”, tras ser recriminado por el líder de C’s sobre el presunto uso de dinero del FLA por parte del independentismo para pagar el referéndum ilegal. En la bancada ‘popular’ se comentó después que Rivera cometía un error enfocando sus críticas al Gobierno, en lugar del delito separatista.

Últimas noticias