JxCAT presiona a ERC: sus encuestas dan subida a Puigdemont y caída a Junqueras si hay elecciones

erc
Carles Puigdemont, Oriol Junqueras y Jordi Turull. (Foto: EFE)

Las encuestas internas que tienen JxCAT y ERC dan más subida a Carles Puigdemont y bajada de Oriol Junqueras en caso de que no hubiese pacto final de gobernabilidad y, por lo tanto, tuviesen que celebrarse nuevas elecciones en Cataluña. Ambas formaciones conocen esta situación. Un contexto que está permitiendo a JxCAT tensar la cuerda y que, por el contrario, sitúa a ERC en una posición de clara debilidad a la hora de negociar condiciones.

La estrategia electoral de fugarse a Bruselas ha dado un resultado evidente a Puigdemont y sus ex consejeros. Tanto, que la falta de presencia en el discurso y en el mapa político de Oriol Junqueras ha permitido ya a JxCAT, no sólo ser la fuerza separatista más votada sino, además, saber que lo seguirá siendo en caso de forzar la máquina y no cerrar un acuerdo de gobernabilidad.

Los tracking de tendencia que manejan ambas formaciones demuestran que Puigdemont puede tensar la cuerda. Porque ni ERC tendría fuerza moral para negarse a una lista única en caso de reclamarla JxCAT -con lo que ERC quedaría diluida bajo el manto de los viejos convergentes-, ni los republicanos pueden jugársela a ir a unas nuevas elecciones -porque el liderazgo de Marta Rovira no es suficiente para eclipsar la aureola de ‘exiliado político’ que se ha fabricado Puigdemont-. El resultado es una mesa de operaciones en la que, realmente, puede ir marcando la estrategia política JxCAT con relativa tranquilidad.

Este panorama es el que explica la estrategia que se observa en la formación de Puigdemont. Una estrategia basada en airear la posibilidad de nuevas elecciones como mecanismo de presión sobre los republicanos. Una estrategia que, además, asusta a ERC. Y es que la previsión judicial apunta a que Junqueras se quedará en prisión por el momento y a que, por lo tanto, el olvido del líder de los republicanos en la opinión pública irá a más lastrando aún más las posibilidades de su partido.

Tan sólo un pequeño detalle inquieta a los estrategas de JxCAT. Esos mismos tracking muestran un avance de Ciudadanos. El partido de Arrimadas estaría amortizando el efecto mediático y el hecho de haberse convertido ya en el voto útil anti separatista en Cataluña. Esa tendencia de Ciudadanos provocaría que en unas nuevas elecciones acumulase más voto procedente del sector constitucionalista y, por lo tanto, en aplicación de la ley electoral, rentabilizase más sus votos para convertirlos en escaños. Pese a ello, los separatistas consideran que el tramo de subida que necesitaría C´s es excesivo y que, además, cuentan con el colchón de votos de los Comunes -que nunca pactarían con los constitucionalistas- para evitar una derrota del separatismo.

Comentar

Últimas noticias