Puigdemont piensa ya en una repetición electoral para conseguir una mayoría independentista amplia

Carles Puigemont
Carles Puigemont. (Foto: AFP)
Comentar

En el Parlament de Cataluña, ayer, nadie quería oír a hablar de repetición electoral. Parece un tabú, pero como desde hace meses la política catalana se hace a distancia, en la lejanía hay actores implicados qué ven las cosas de otra manera. Así, desde su refugio en Bruselas, el ex presidente de la Generalitat y candidato de Junts per Catalunya, Carles Puigdemont, piensa ya en una repetición electoral.

El ex presidente, con cuentas pendientes con la justicia española, ha hablado abiertamente con personas de su entorno, en los últimos días, de esta posibilidad. Según algunos de estos confidentes, Puigdemont opina que una repetición electoral mejoraría los resultados de los independentistas, ya que su electorado continuaría movilizado mientras que el votante constitucionalista no acudiría de forma tan masiva como el 21 de diciembre.

Con el resultado de las últimas elecciones, que dio la victoria a Ciudadanos, el ex presidente catalán considera que en caso de una repetición electoral los independentistas no se pueden permitir el lujo de que la candidatura de Inés Arrimadas vuelva a ganar los comicios, motivo por el que cree que en esta ocasión sí podrá imponer su lista unitaria del independentismo, haciendo coalición con Esquerra Republicana, opción que no convenció a los republicanos ya en los últimos comicios, dado que tienen a su electorado muy bien definido y es superior al de Junts per Catalunya, que el 21-D recibió votos prestados de otros partidos para permitir la vuelta de Puigdemont.

Entre los planes del líder de JuntsXCAT con la repetición electoral, pretende que las fuerzas independentistas sumen casi dos tercios de la cámara. Esto sería posible, si como cree el ex presidente hay una bajada de la participación, a lo que cabe sumar que la posible unión de las dos principales listas independentistas, que con la ley electoral vigente en Cataluña, donde el voto de provincias -JXCat y ERC se llevaron la mayoría de los escaños- vale más que el de Barcelona, beneficiaria al independentismo.

Así, con esta repetición electoral, Puigdemont ganaría tres meses más de estancia en Bruselas sin tener que dar explicaciones ante el juez Pablo Llarena. De celebrarse estos nuevos comicios y cumplirse los planes de Puigdemont, una vez detenido le permitiría vender que han privado de su libertad a un electo votado por una mayoría de los ciudadanos.

Últimas noticias