Forn y ‘los Jordis’ comparecen en el Supremo para dar su versión sobre el ‘procés’

fiscalía
Los ex consejeros de la Generalitat de Cataluña Joaquim Forn (Interior), Dolors Bassa (Trabajo), Raul Romeva (Exteriores),Carles Mundó (Justicia), Jordi Turull (Presidencia),Maritxel Borrás (Gobernación), y Josep Rull (Territorio) (Foto: Efe)
Comentar

El instructor en el Tribunal Supremo de la causa por presunta rebelión cometida durante el ‘procés’ que concluyó con la Declaración Unilateral de Independencia (DUI) de Cataluña, Pablo Llarena, escuchará mañana jueves, por primera vez, la versión sobre lo sucedido de boca del exconsejero de Interior de la Generalitat Joaquim Forn y de los líderes de la Asamblea Nacional Catalana (ANC) y Òmnium Cultural, Jordi Sánchez y Jordi Cuixart.

Los tres se encuentran en prisión preventiva y pidieron expresamente declarar ante el magistrado ya que en anteriores comparecencias judiciales o bien se han negado a contestar o lo han hecho únicamente para expresar sus intenciones futuras de cara a conjurar su permanencia en prisión.

Tanto Forn como los conocidos popularmente como ‘los Jordis’ ya estuvieron el pasado 1 de diciembre ante Llarena, si bien no fueron interrogados sobre los hechos porque su comparecencia se dirigía a determinar la modificación o no de la medida de prisión que pesaba sobre ellos por orden de la Audiencia Nacional desde el pasado 16 de octubre en el caso de los dos últimos y desde el 2 de noviembre en el de Forn.

En dicha ocasión pidieron ser excarcelados prometiendo respeto al marco constitucional y aceptando la aplicacion del artículo 155 de la Constitución. Según sus propias defensas, ni Forn ni “los Jordis” mencionaron de forma expresa ante el juez su renuncia a las vías unilaterales, señalando en términos generales que de resultar elegidos en las elecciones del pasado 21 de diciembre -Forn y Sánchez, ya Cuixart no fue candidato-, actuarían “dentro de los márgenes constitucionales y dentro de la legalidad vigente”.

Los tres ya habían comparecido anteriormente ante la juez de la Audiencia Nacional Carmen Lamela, que llevaba el caso antes de que pasara al Tribunal Supremo y que fue la que les envió a prisión, si bien en sendas comparecencias ni Forn ni Cuixart quisieron declarar, mientas que Sánchez se limitó a contestar a unas breves preguntas de su abogado defensor.

Petición de excarcelación

De cara a la comparecencia de mañana, las defensas de los investigados han anunciado que en esta ocasión sus patrocinados sí quieren explicarse sobre su participación en los hechos que están siendo investigados como posibles delitos de rebelión, sedición y malversación de fondos públicos.

Los abogados aprovecharán su presencia este jueves en el alto tribunal para pedir de nuevo la excarcelación de sus clientes, si bien fuentes de la defensa han señalado que aún no han determinado si dicha petición se realizará mediante la presentación de escrito o ‘in voce’ al término de las declaraciones. En todo caso, el juez no tiene por qué resolver sobre esta cuestión mañana mismo, pudiendo dejar el asunto para los próximos días según han confirmado a Europa Press del alto tribunal.

La clave del 20 de septiembre

En el auto del pasado 4 de diciembre por el se acordó mantener a estos investigados en prisión, el juez LLarena hacía mención a los actos cometidos el pasado 20 de septiembre ante la Consejería de Economía de la Generalitat de Cataluña.

Señalaba expresamente que sus aportaciones estaban “directamente vinculadas a una explosión violenta que, de reiterarse, no deja margen de corrección o de satisfacción a quienes se vean alcanzados por ella”.

“El riesgo de reiteración de sus conductas –añadía el magistrado– impone a este instructor un mayor grado de rigor y cautela, a la hora de conjugar el derecho a la libertad de los investigados y el derecho de la comunidad de poder desarrollar su actividad cotidiana en un contexto despojado de cualquier riesgo previsible de soportar comportamientos que lesionen de manera irreparable, no sólo su convivencia social o familiar, así como el libre desarrollo económico y laboral, sino la propia integridad física”, exponía el auto.

Compañeros de los golpistas ante el Supremo

Por otro lado una delegación de Esquerra Republicana se concentrará mañana ante las puertas del Tribunal Supremo para apoyar a los investigados. Estará formada por diputados en el Congreso encabezados por Joan Tardà, Ester Capella, Teresa Jordà, Jordi Salvador, Joan Capdevila, Xavier Eritja y Joan Olòriz. La delegación de senadores de Esquerra Republicana estará formada por su portavoz, Mirella Cortés, junto con Bernat Picornell, Quim Ayats, Laura Castel, Josep Rufà, Elisenda Pérez y Anna Azamar, han informado fuentes del partido.

A Forn, en la cárcel desde el pasado 2 de noviembre, se le imputan rebelión, malversación de fondos públicos y sedición, mientras que a los líderes sociales, que cumplen prisión desde el 16 de octubre, únicamente se les acusa de este último delito.

La posibilidad de que sus nuevas manifestaciones ante el juez puedan conllevar su salida de la cárcel parecen sin embargo escasas tras conocerse el contenido del auto por el que el pasado viernes la Sala de lo Penal del alto tribunal avaló las tesis de Llarena y rechazó el recurso de apelación que había presentado ante ellos el exvicepresidente y actual diputado electo Oriol Junqueras.

Forn, Junqueras y los ‘Jordis’ son los únicos cuatro investigados en esta causa que continúan en prisión preventiva, puesto que Llarena sí accedió a acordar la libertad bajo fianza de 100.000 euros para otros siete exconsejeros que se encontraban en prisión desde el pasado 2 de noviembre por orden de la juez de la Audiencia Nacional Carmen Lamela. Por su parte, el magistrado del alto tribunal ya había dejado anteriormente en libertad a la presidenta del Parlamento de Cataluña, Carmen Forcadell, y al resto de exmiembros de la Mesa también investigados en este procedimiento.

El peligro, según ha señalado Llarena en autos anteriores, no desaparece con la formal afirmación de que abandonan su estrategia de actuación y con la determinación judicial de evaluar su situación personal si sus afirmaciones resultan mendaces, “sino que exige constatar que la posibilidad de nuevos ataques haya efectivamente desaparecido, o que paulatinamente se vaya confirmando que el cambio de voluntad es verdadero y real”.

Últimas noticias