ERC dice ahora que hay que ir por pasos: primero asegurar una Mesa separatista y sólo luego Puigdemont

Marta Rovira
Marta Rovira, la número dos de ERC.
Comentar

ERC ha abogado este miércoles por centrar la negociación con JuntsxCat en asegurar que la futura Mesa del Parlament tenga mayoría soberanista y dejar por ahora en un segundo plano la futura composición del Govern de la Generalitat, han explicado a Europa Press fuentes republicanas.

JuntsxCat y ERC han llegado a un pacto este miércoles para que la próxima Mesa tenga mayoría soberanista, pero aún hay muchas variables abiertas que no garantizan que esto pueda ser así en el pleno de constitución de la Cámara del miércoles 17 de enero.

Por ahora está claro que 62 diputados independentistas estarán aquel día en el pleno, pero está en el aire qué pasará con los otros ocho restantes, ya que tres están en la cárcel, y cinco se han fugado a Bruselas y tienen muy difícil volver sin asumir las consecuencias judiciales de esta decisión.

Así, ERC considera que debe primero ponerse el foco en asegurar la mayoría independentista el día 17 y, cuando esto ocurra, centrar la siguiente fase de la negociación en cómo investir al ex president Carles Puigdemont y la composición del próximo Ejecutivo catalán.

La “soberanía” de ERC

Las mismas fuentes destacan que el partido apuesta por que su líder, Oriol Junqueras, sea el representante de ERC con mayor cargo en el Govern —número dos tras el presidente—, y aseguran que no se les ha puesto encima de la mesa por ahora que quien ostente esta condición sea la secretaria general del partido, Marta Rovira.

Esgrimen que es ERC quien decidirá los miembros del partido que compondrán el próximo Ejecutivo, y verían una “provocación” que fuera Puigdemont quien estableciese quién de ERC tiene que estar en el Govern y sea su número dos.

ERC reivindica su “soberanía” para decidir a quién propone para el próximo Ejecutivo, y recuerda que así se hizo en la composición del Govern de JxSí, en la que un parte fue decisión de la entonces activa CDC, y la otra la pusieron los republicanos.

El próximo número dos del Govern podría tener un peso más relevante que nunca ya que, si Puigdemont no regresa de Bélgica, de facto sería el principal representante del Ejecutivo catalán y, por lo tanto, el principal interlocutor con el Gobierno central.

Así, ERC insiste en que su apuesta pasa por Junqueras como miembro del Govern, pero admite que no puede rehuir las “limitaciones” que ahora existen sobre esta propuesta, ya que, debido a su encarcelamiento, no está claro ni que pueda asistir a los plenos de la Cámara.

Últimas noticias