La Fiscalía pedirá mañana que Junqueras siga en prisión “si no se retracta al 100%”

Oriol Junqueras
Oriol Junqueras. (Foto: EFE)
Comentar

La Fiscalía no está por la labor de suavizar el tratamiento penitenciario del líder de ERC, Oriol Junqueras. La postura que defenderá el Ministerio Público ante la comparecencia solicitada por el golpista Junqueras este jueves ante el Tribunal Supremo mantendrá la esencia de los postulados fijados hasta el momento por la Fiscalía: o el ex vicepresidente de la Generalitat asume plenamente la validez del artículo 155 y se compromete “al 100%” a desarrollar su labor política con pleno acatamiento de la Constitución Española o pedirá que se le mantenga en prisión preventiva.

Dicho de otra manera, o asume la vía Forcadell sin matices, o su lugar de estancia seguirá siendo la cárcel de Estremera.

Mañana, el Alto Tribunal tendrá que decidir si el imputado por rebelión, sedición y malversación Junqueras, puede salir o no de prisión. La resolución que adopte el TS tendrá una importancia clave de cara a la formación del nuevo Gobierno autonómico tras los resultados de las elecciones del 21-D. Y es que, si queda en libertad —y teniendo en cuenta que del ex presidente Carles Puigdemont sigue fugado en Bruselas—, el líder de ERC se podría postular como candidato a jefe del Ejecutivo catalán.

Pero no parece que los planes del golpista ni de ERC vayan a contar con la mínima complicidad por parte de la Fiscalía: o hay una retractación plena o el criterio será el mismo que hasta el momento. Y ese criterio es el de que Junqueras permanezca en prisión.

Fuentes conocedoras del proceso destacan que “la posición de Junqueras, lejos de haberse suavizado, ha empeorado. Ha remitido mensajes grabados desde prisión que se han empleado en los actos; ha escrito artículos donde lo último que puede desprenderse de ellos es que acate la ley y que se encuentra en fase de abandono de su comportamiento delictivo, las pautas leídas a través de sus compañeros de partido van en la misma dirección… Y con esos precedentes, o Junqueras deja claro su compromiso de zanjar su actitud, o es muy difícil que se revise su situación penal”.

Por todo ello, “y por lo menos, por lo visto, hasta el momento, el riesgo de reiteración delictiva continúa estando vigente”, apunta otra fuente. Pese a todo, la clave “estará en la declaración que efectúe” el golpista en sede judicial: si se acoge plenamente y sin matices a la vía Forcadell, se podría valorar su salida de prisión. En caso contrario, no.

Mañana tendrá que ser la propia sala segunda del Supremo la que resuelva esta decisión teniendo en cuenta el criterio de la Fiscalía. Y, sobre todo, teniendo en cuenta la textualidad y credibilidad de lo declarado por Junqueras.

Y es que mañana tiene que resolver el recurso que presentaron los abogados de Junqueras contra el auto del magistrado Pablo Llarena del pasado 4 de diciembre. Un auto en el que se mantenía en prisión provisional al líder de ERC y al conseller de Interior depuesto, Joaquim Forn.

El magistrado Llarena ya argumentó en aquel auto que existía un claro riesgo de reiteración delictiva y de destrucción de pruebas, motivos suficientes para dejarlo en Estremera. En esta ocasión, el juez que tendrá que resolver las alegaciones será Alberto Jorge Barreiro, un magistrado que forma parte de la asociación Jueces para la democracia.

Últimas noticias