Primero negociarán la presidencia del 'parlament'

Puigdemont reúne en Bruselas a su equipo más directo a la espera de una visita de Marta Rovira

Carles Puigdemont
Carles Puigdemont mantiene una videoconferencia con su equipo desde Bruselas
Comentar

La jefa de campaña de Junts per Catalunya, Elsa Artadi, el jefe de comunicación de la candidatura, Jaume Clotet, el diputado electo, Eduard Pujol, y Damià Calvet, quien ejerce de puente entre JXCat y el PDeCAT —es el hombre de confianza de Josep Rull y Carles Campuzano—, hicieron la maleta este lunes por la tarde para viajar a última hora con destino a Bruselas y reunirse con Carles Puigdemont.

Los cuatro estarán desde este martes y hasta el viernes en la capital belga esperando una visita de la secretaria general de Esquerra Republicana de Catalunya, Marta Rovira.

Con Rovira, el golpista Puigdemont y su equipo, quieren pactar la Presidencia del Parlament de Cataluña. Es la primera fase de una negociación dividida en tres, en la que deben acordar también la investidura del presidente del Ejecutivo y la formación de éste. Los miembros de JXCat y el PDeCAT esperan el traslado de Rovira a Bruselas para esta semana, un viaje que ella misma niega tener previsto hacer, al menos de momento.

Con la escenificación de esta negociación, el golpista y fugado Puigdemont pretende rebajar la tensión que hay ahora mismo entre los dos partidos independentistas, empezando a aclarar así el panorama posterior a las elecciones del 21-D.

Junts per Cataluña, ERC y la CUP tienen pactado, de momento, que la Mesa la conformen dos miembros de C’s, dos de JXCat, dos para los republicanos y uno para los socialistas. Los tres partidos estarían dispuestos a ceder un espacio en la mesa en favor de Catalunya En Comú, para garantizarse los ocho votos que de momento faltan a los independentistas por estar encarcelados o huidos.

Así, después de que que Carme Forcadell haya rechazado repetir como presidenta de la cámara, la cesión de un puesto en la mesa y una eventual Presidencia de Xavier Domènech del Parlament catalán, sería vista como una buena manera de desbloquear la situación. De momento, por eso, fuentes de los tres partidos niegan que los comunes se hayan puesto en contacto con ellos.

Una vez pactada la composición de la mesa, Junts per Cataluña espera poder repetir esta fórmula negociadora para cerrar, primero, la investidura de Carles Puigdemont, agotando todas las vías para que lleve a cabo desde Bruselas. Y, posteriormente, la de la creación del nuevo Ejecutivo. Por este motivo, fuentes de Esquerra piden “realismo” a los de Puigdemont y que de no ser posible investir al expresidente desde Bruselas, se opte por Oriol Junqueras u otro miembro del Parlament electo.

Últimas noticias