Cataluña

Un mosso talibán aplaude el asedio a la sede del PP que custodiaba y hace el saludo independentista

0 Comentar

Es un nuevo caso que demuestra cómo dentro del Cuerpo de Mossos d´Esquadra (CME) se incumplen sistemáticamente los deberes de imparcialidad y neutralidad política que deben regir la actividad policial. En este caso sucede en la comisaría de San Andrés (Barcelona), donde un cabo exhibe en su despacho carteles pidiendo ‘libertad para los presos’ y a favor de la República de Cataluña’. Este agente ha sido ‘cazado’ además en un vídeo en el que (estando de servicio) aplaude y hace el saludo independentista durante una concentración de acoso a una sede del PP.

El agente en cuestión es ‘caporal’ (cabo) del Área Regional de Recursos Operativos (ARRO) de la Región Policial Metropolitana de Barcelona (RPMB) con sede en la comisaría de San Andrés, en la Ciudad Condal.

Enfrentamientos con otros mossos

Lleva años destacando años por sus continuas proclamas independentistas en horas de trabajo, sin esconder lo más mínimo su ideología radical, llegando a tener incluso discusiones y enfrentamientos con subordinados suyos, o incluso con delegados sindicales, por considerar que no apoyan suficientemente la causa separatista.

Este mosso está destinado en la Oficina de Apoyo de esta comisaría barcelonesa, donde muestra en su lugar de trabajo simbología o cartelería con logos y eslóganes pro-independencia. Esta fotografía, tomada hace unos días en la mesa de su despacho en la comisaría  muestra una cartulina con la frase “Libertad para los presos políticos. Somos República”.

Mesa mosso San Andrés (Barcelona) propaganda independentista
Mesa de este mosso de Barcelona con propaganda independentista

Este policía ‘indepe’ no suele realizar nunca tareas operativas, porque cuando se le asignan no tiene problema en mostrar una actitud cómplice y su afinidad con los partidarios de la secesión. Algo que puede comprobarse en el vídeo que encabeza esta información, grabado el pasado 3 de octubre durante una concentración independentista ante una sede del Partido Popular (PP) en Barcelona.

El agente aparece de uniforme en la parte derecha de la imagen, y cuando empieza el vídeo se le ve durante dos segundos aplaudiendo a bomberos independentistas. Se encuentra junto a un furgón y detrás de una valla que les separa de los manifestantes. Pero es hacia el segundo 20″, cuando se le puede contemplar cómo entre aplausos, hace gestos de asentimiento con los dedos índices a los concentrados, y a continuación, alza la mano derecha y hace el saludo en clave de los separatistas: el de los ‘cuatro dedos’ (por las cuatro barras  rojas que figuran en la bandera catalana) .

Sanciones: suspensión de empleo y sueldo

Un mosso mostrando su ideología política encontrándose de servicio y uniformado, algo que prohíbe taxativamente la Ley 10/1994, de 11 de julio, de la Policía de la Generalidad. En su artículo 11.a) establece, además de su deber de “cumplir y hacer cumplir la Constitución, el estatuto de Autonomía y la legislación vigente”, las pautas de su código de conducta. Entre ellas, que deberán actuar “con absoluta neutralidad política e imparcialidad ” y, en su artículo 69 cataloga como “faltas graves los actos y las conductas que atenten contra la dignidad del funcionariado, la imagen del Cuerpo y el prestigio y la consideración, debidos a la Generalidad y a las demás instituciones”.

El régimen disciplinario del Cuerpo de Mossos d´Esquadra (CME) recoge para conductas como la del mosso talibán sanciones como la separación del servicio o la suspensión de funciones, por más de un año y menos de seis. O en su defecto, que puedan ser suspendidos por más de quince días y menos de un año, con pérdida de las retribuciones correspondientes, la inmovilización en el escalafón por un período no superior a cinco años o el traslado a otro puesto de trabajo, con cambio de destino, que puede conllevar minoración de retribuciones, pero como supongo ya sospecharán, la división de asuntos internos no le ha abierto ningún tipo de expediente.

El de San Andrés es otro ejemplo de mossos y mandos que hacen gala de su posición a favor de la secesión y ante los que la División de Asuntos Internos (DAI), temida por la persecución a los agentes constitucionalistas o que simplemente no comulgan con el separatismo, manifiesta una actitud de pasividad cuando no de abierta complicidad.

Últimas noticias

Lo más vendido