Cataluña

CSIF acusa a la ’embajada’ catalana en la UE de contratar ‘a dedo’: “Todos son hijos de amigos y gente afín”

Raül Romeva
Raül Romeva. (Foto: EFE)
0 Comentar

El personal de la delegación de Cataluña en Bruselas cuenta con gente ‘afín’ al movimiento independentista catalán. De eso no cabe duda, basta con ver el Twitter de la ’embajada’, en la que constantemente promocionan los pasos que da Carles Puigdemont en Bruselas y desde donde se han estado haciendo eco tanto del referéndum, como de la proclamación de la república de Cataluña. La respuesta a este desmesurado apoyo a la deriva secesionista la da CSIF, desde donde, en declaraciones a OKDIARIO aseguran que “se contrata a dedo”.

Todas las contrataciones están hechas por libre designación, así que entra quien quiere, ponen a quien quieren. Así que son hijos de amigos, amigos, ‘lameculos’, gente que se ha pringado en asuntos Administrativos tanto de la Generalitat como de cualquier otra índole o, en definitiva, gente afín a las ideas independentistas. Se lo dan a quien quieren”, señalan fuentes de CSIF del Ministerio de Exteriores, que recalcan que “nadie va con su profesionalidad debajo del brazo. Van por libre designación, a dedo”.

“Es personal laboral de la delegación de Cataluña en Bruselas que se ha contratado en Cataluña por la propia Generalitat”, explican en el sindicato de funcionario, desde donde entienden que “el truco está en que la fase de la entrevista es la que más puntúa a la hora de contratar personal para esta embajada. La parte de la entrevista es la que más puntúa, así que ahí se cargan a quien sea para poner a quien ellos tienen pensado. Esa es la política que han utilizado”.

“Según los últimos barómetros que tenemos, el catalán era el Gobierno más corrupto de toda Europa, así que no es de extrañar”, señalan en CSIF, desde donde recuerdan que “la embajadora estaba en torno a los 90.000 euros brutos anuales, aunque hay que tener en cuenta que el cuerpo diplomático es el que más cobra con mucha diferencia. Hay algunos que se llevan más del doble que lo que se lleva el presidente del Gobierno“.

Además, están las exenciones fiscales: “No declaran nada más que el salario que ganen en España, el resto está libre de impuestos. Luego, todos los gastos inherentes al alquiler de vivienda, chófer, cocineros, camareros o lo que sea, todo va a cargo del Estado”. “El embajador de Cataluña que estaba en Madrid cobraba más de 130.000 euros”, concluye.

Últimas noticias

Lo más vendido