Cataluña

Puigdemont está fuera de la ley: anuncia que no irá a declarar este jueves y se quedará en Bruselas

Carles Puigdemont
Carles Puigdemont en Bruselas. (Foto: AFP)
0 Comentar

El ex presidente de la Generalitat Carles Puigdemont ha confirmado su nuevo desafío a la legalidad anunciando que él y un grupo de ex consejeros no acudirán a declarar a la Audiencia Nacional este jueves, sino que permanecerán en Bruselas.

En un comunicado, Puigdemont se presenta como presidente del “Govern legítimo” de Cataluña y apunta que “en ningún caso los consellers y el president que se quedan en Bruselas contemplan eludir la Justicia, sino que justamente la reclaman, y responderán a las citaciones […] de acuerdo con los mecanismos que ya están previstos en la UE en estas circunstancias”, apunta.

Este comunicado, en el que Puigdemont denuncia un “juicio político”, se hizo público después de una jornada en la que su abogado belga, el defensor de terroristas de ETA Paul Bekaert, anunció que el ex presidente de la Generalitat pedía declarar ante la Audiencia Nacional desde Bélgica, donde permanece, aunque no hay imágenes suyas desde la noche del martes, cuando se le vio salir del hotel en el que se alojaba en Bruselas.

La incomparecencia de Puigdemont podría llevar a la juez de la Audiencia Nacional Carmen Lamela, que se ha hecho cargo de la investigación contra el ex president y los 13 ex consellers, a enviar una orden europea de detención a la Justicia belga para una futura extradición a España.

Quien sí tiene previsto ir a declarar es el ex vicepresidente Oriol Junqueras y el resto de los ex consellers, tal y como señala Puigdemont en el comunicado, en el que justifica que este grupo sí acuda a la Audiencia Nacional “como denuncia de la falta de garantías del sistema judicial español y de su voluntad de perseguir ideas políticas”.

En principio, permanecen en Bruselas Clara Ponsatí, Meritxell Borràs, Antoni Comin y Meritxell Serret, tras regresar ayer a Barcelona Dolors Bassa, Joaquim Forn y Lluís Puig.

También están citados este jueves y viernes a declarar, en este caso ante el Tribunal Supremo por ser aforados, la presidenta del Parlament, Carme Forcadell, y otros cinco miembros de la Mesa de la Cámara, todos los cuales han dicho que acudirán a la citación.

Acusados de rebelión

Tanto los citados en la Audiencia como en el Supremo, la Fiscalía los acusa de rebelión, sedición y malversación por considerarlos responsables del proceso de independencia en Cataluña desde que comenzó su andadura en el 2015.

Los miembros de la Mesa Joan Josep Nuet (EUiA) y Anna Simó (ERC) han sido los primeros en llegar a Madrid desde la barcelonesa estación de Sants, donde unos 200 simpatizantes independentistas se han concentrado para arroparles, mientras que otra decena, que portaba banderas españolas, ha coreado consignas como “¡Puigdemont, a prisión!”.

La estrategia de Puigdemont ha sido censurada por Nuet, representante en la Mesa del Parlament de Catalunya Sí Que Es Pot, que ha opinado que al negarse a acudir ante la Audiencia Nacional “puede hacer que las personas que estén mañana citadas acaben en prisión preventiva”.

La juez de la Audiencia Nacional Carmen Lamela instruirá la querella por su relación con la causa que tiene abierta por sedición y que cuenta con cuatro investigados: el que fuera mayor de los Mossos d’Esquadra Josep Lluís Trapero; la intendente del cuerpo Teresa Laplana y los líderes de la Asamblea Nacional Catalana (ANC), Jordi Sànchez, y de Òmnium Cultural, Jordi Cuixart, en prisión preventiva desde el 16 de octubre.

De hecho, nada más admitir a trámite la querella citó a Puigdemont y 13 ex consellers para este jueves y viernes, a las 09.00 horas, y también para la celebración de una vistilla de medidas cautelares tras su declaración.

Al respecto, la Fiscalía se plantea pedir prisión incondicional ante el riesgo de fuga, dada la gravedad de las penas (hasta 30 años de cárcel por rebelión), y de reiteración delictiva.

La magistrada acordó también fijarles una fianza civil de 6.207.450 euros, que deberán depositar en el plazo de tres días con el apercibimiento de que se embargarán sus bienes hasta alcanzar esa cifra si no depositan la fianza.

La premura con la que se han recibido las citaciones de la Audiencia Nacional ha generado las quejas de algunos ex consellers, como el de internacionalización del conflicto, Raül Romeva, que ha asegurado que la citación le había llegado esta misma mañana, y que debía comparecer “en menos de 24 horas” ante la Audiencia Nacional.

En la misma línea, también a través de Twitter, el ex conseller Junqueras aseguraba: “He recibido la notificación. ¿El Estado de derecho y la democracia española es esto? Trabajemos entre todos los demócratas para restaurar la democracia”.

Paralelamente, cuando se cumple un mes del referéndum del 1 de octubre, suspendido por el Tribunal Constitucional, Puigdemont ha recordado esa cita y ha asegurado en un tuit: “A pesar de la violencia y las amenazas pasadas y presentes, seguimos trabajando. ¡Orgullo de pueblo!”.

Últimas noticias

Lo más vendido