El jefe de UGT que atacó al Rey gestionó 8 millones del fondo social de SEAT sin NIF ni control de datos

UGT
Matías Carnero
Comentar

Las acusaciones al Rey del jefe de UGT Cataluña y presidente del Comité de Empresa de SEAT, Matías Carnero, han llegado ya a la escena internacional. Hizo sus declaraciones en la televisión pública vasca y afirmó que la empresa estaba recibiendo “presiones políticas y monárquicas” para sacar la sede social fuera de Cataluña por el desafío separatista.

Pero, lo que ha llegado menos lejos es el manejo que realizó este mismo sindicalista del fondo social de esa misma empresa, SEAT, en Cataluña. Y es que esta misma persona, como presidente del Comité de Empresa de la compañía gestionó una aportación al fondo, por convenio, de 625.000 euros anuales. Y lo hizo sin tener un NIF asociado y sin los mecanismos de protección de datos requeridos por la Ley Orgánica para garantizar que la información privada de los trabajadores no saliese a la luz. Tal y como reflejan las actas de las reuniones mantenidas en el año 2012 a las que ha accedido OKDIARIO.

Todo ello ocurrió entre 1999 y 2012. Un periodo en el que mayoritariamente estuvo al frente del Comité de Empresa de SEAT Matías Carnero -entró como presidente del Comité en el año 2003-. Y durante todo ese tiempo se gestionó el dinero sin disponer de NIF asignado al Comité de Empresa, tal y como consta en el acta interna de este organismo de representación laboral dentro de la compañía. Se trató de 13 años sin cumplir con este requisito de control y sin establecer los protocolos adecuados de protección de datos tal que exige la LOPD. Cada uno de esos años la asignación de dinero a ese fondo social se elevó a 625.000 euros, lo que suma un importe total gestionado, sin los mecanismos de control exigidos, de más de 8 millones de euros.

El presidente del Comité de Empresa de SEAT, Matías Carnero, en estos momentos presidente de UGT Catalunya, tuvo que escuchar las peticiones de explicaciones en el año 2012 por parte de algunos de los trabajadores. Las actas reflejan perfectamente esas exigencias ante lo que se calificó de gestión cerrada por parte de UGT pese a afectar a todos los empleados de SEAT. El Comité tuvo que responder y fue el momento en el que admitió en las actas que no se había podido dar de alta el fondo ante la Agencia Estatal de Protección de Datos, precisamente por carecer del NIF correspondiente. “Se ha procedido a dar de alta el fichero (con los datos del fondo social) en la Agencia Española de Protección de Datos (AEPD), pero ha sido imposible al no tener el Comité de Empresa un NIF asociado y no permitir el propio sistema de la AEPD notificar un fichero sin disponer de dicho dato”.

El monopolio del control de los datos por parte de UGT llegó a tal punto que en las actas se refleja cómo una de las personas reclamó información alegando que “supongo que entenderás que esta información me parezca bien que nos la pases. Lo que no es de recibo es que haya habido una reunión de un tema tan importante, legal y sindicalmente y que sólo hayáis estado representados la UGT”. El mensaje fue remitido por el entonces secretario de Acción Sindical de FESIM-CGT, Diego Jesús Rejón Bayo.

Las actas están firmadas por el responsable de Protección de Datos del Grupo SEAT, Sr. Carlos Blanco. Y allí igualmente es donde se reconoce que el nivel de seguridad del fichero tiene que ser calificado de nivel “ALTO”, y admiten que los empleados entregan personalmente la documentación al Comité y en numerosos casos con datos médicos que deben tener protección.

Algunos de los trabajadores de aquella de época con los que ha contactado OKDIARIO han señalado que “el Comité de Empresa de SEAT ha tratado durante esos 13 años los datos médicos de cientos de hijos de empleados menores de edad sin el control que la LOPD estipula: un tratamiento muy exhaustivo incluso con autorizaciones expresas de los padres o tutores para el consentimiento de los datos médicos.”

Últimas noticias