Así dejaron el Arco del Triunfo de Barcelona los manifestantes engañados por Puigdemont

Comentar

El punto de encuentro de los catalanes independentistas ha sido este martes, el Arco del Triunfo de Barcelona. El presidente de la Generalitat, Carles Puigdemont ha declarado la independencia para suspenderla segundos más tarde.

La decepción ha recorrido las caras de muchos de los asistentes que creyeron que su voto en el referéndum ilegal del 1-O iba a desembocar en la proclamación de una república independiente catalana. Al finalizar el discurso la gente ha ido abandonando el lugar. Menos de una hora más tarde, la explanada ha quedado vacía y llena de basura y desperdicios.

El suelo y los jardines han sido cubiertos sobre todo de latas de cerveza. Los equipos de limpieza han acudido más tarde para encargarse de recoger la basura producida por aquellos que han querido mostrar su apoyo a la independencia.

El ambiente festivo de la concentración ha producido que los asistentes consumiesen alcohol desde primera hora de la tarde. Además, cientos de carteles con el ya conocido lema de ‘Democracia’ han sido abandonados en el suelo.

“Hay un antes y después del 1 de octubre, hemos conseguido lo que nos comprometimos a hacer. Asumo presentarles el resultado del referéndum y pido a nuestros conciudadanos el mandato de que Cataluña se convierta en un Estado independiente en forma de República”, ha dicho Puigdemont, en su comparecencia, este martes, ante el Pleno del Parlament.

Últimas noticias