Cataluña

El fiscal le dice a la cara a Trapero que obedezca la la ley y que los Mossos “requisen urnas”

0 Comentar

La Fiscalía Superior de Cataluña le ha recordado en la mañana de este martes al mayor de los Mossos d’Esquadra, Josep Lluís Trapero, su obligación de cumplir la ley y su deber de impedir que se celebre el 1-O, además de los actos para la preparación del referéndum ilegal. Por lo que ha ordenado a los Mossos que “requisen” urnas.

Trapero ha sido convocado este martes en la sede de la Fiscalía Superior de Cataluña (FSC). Una reunión (que no ‘citación’, como aclaran fuentes de  la Fiscalía General del Estado) que comenzaba a las 12.00 horas en Barcelona y a la que también han sido convocados el jefe de la Policía Nacional en Cataluña, Sebastián Trapote, y el de la Guardia Civil, Ángel Gozalo.

El fiscal general, José Manuel Maza, dictó el jueves un oficio al fiscal superior de Cataluña, José María Romero de Tejada, que ordenaba impartir una instrucción general a los máximos responsables de Guardia Civil, Policía Nacional y Mossos en las cuatro provincias catalanas. Su contenido: actuar en el caso de la celebración del referéndum interviniendo material si es necesario, y elaborando el correspondiente atestado ante “cualquier actuación a nivel provincial o local de autoridades, funcionarios públicos o de particulares”.

Y eso es lo que se le ha comunicado en el encuentro, de media hora de duración. El mayor Trapero ha entrado en la sede de la FSC por la puerta principal, no así los otros dos mandos asistentes, que han accedido a través del parking.

Reunión del Fiscal para “notificar” los procedimientos legales previstos. En ese sentido, fuentes de la Fiscalía General del Estado (FGE) han explicado a OKDIARIO que lo que se ha hecho este martes es “recordar, tanto al mayor de los Mossos como a los otros jefes policiales, que son policías judiciales por lo que están a las órdenes de los que dicten los fiscales y en su caso, los jueces”.

Y que en esas órdenes emitidas por el fiscal general no sólo pasan por evitar que se celebre un referéndum que ha sido declarado ilegal no sólo por el Tribunal Constitucional, “sino también sus actos preparatorios“.

En el encuentro , el fiscal superior de Cataluña ha trasmitido las indicaciones de la Fiscalía General del Estado ciñéndose a las leyes tanto de ámbito autonómico como estatal que regulan el papel de los Mossos d’Esquadra como Policía Judicial. Entre las primeras es la Ley 10/1994, aprobada por el propio parlamento catalán, el que establece las pautas. Así, afirma en su preámbulo que “la policía no está por encima de la Ley, y, por tanto, debe adecuar su actuación al ordenamiento jurídico”.

En su artículo 11, y como ya avanzó este periódico, establece que son principios que regulan su actuación “cumplir y hacer cumplir la Constitución, el Estatut y la legislación vigente, la neutralidad política y la colaboración con la Administración de Justicia”. Y que “en ningún caso la obediencia debida podrá amparar órdenes que entrañen la ejecución de actos que manifiestamente constituyan delito o sean contrarios a la Constitución o a las leyes”.

Y en el 12.1 , en su apartado Tercero, establece que “las funciones de policía judicial le corresponden de acuerdo con los artículos 126 de la Constitución, 13.5 del Estatuto de Autonomía y 443 y siguientes de la Ley Orgánica del Poder Judicial”.

Es esta última, entre las normas estatales, una de las claves y sobre las que la Fiscalía Superior de Cataluña ha hecho hincapié: según la Ley Orgánica del Poder Judicial (LOPJ). La ley de ‘policía de la Generalidad’, como también se refiere a los Mossos en su articulado, deja claro en su artículo 14 en su primer punto: “Según establece el artículo 444 de la LOPJ, los Mossos d’Esquadra dependen funcionalmente de jueces, tribunales y ministerio fiscal“.

A la espera de la celebración de ese referéndum ilegal del 1-O anunciado por los independentistas, las primeras actuaciones de las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad contra sus preparativos ya han tenido lugar. Este fin de semana, la Guardia Civil entraba en una imprenta de Constantí (Tarragona) y en la sede de la revista El Vallenc en Valls (Tarragona) en busca de material relacionado con el el 1-O.

Últimas noticias

Lo más vendido