Cataluña

Los Mossos analizan los datáfonos del locutorio de Ripoll

Los Mossos analizan los datáfonos del locutorio de Ripoll
El propietario del locutorio (Foto: EFE)
0 Comentar

Los Mossos d’Esquadra analizan los datáfonos del locutorio de Ripoll (Gerona) regentado por Salh el Karib, uno de los cuatro detenidos por los atentados de Cataluña, para comprobar sus transacciones desde el local, donde compró billetes de avión para otro de los arrestados.

Según han informado a Efe fuentes de la investigación, los agentes tratan de comprobar el movimiento de dinero en el locutorio, que registraron anoche, con el fin de corroborar la tesis esgrimida por Salh el Karib ante la Audiencia Nacional, donde alegó que se limitó a comprar vuelos a Marruecos para otro detenido, Driss Oukabir.

El juez Fernando Andreu acordó ayer prorrogar la detención de Salh el Karib a la espera de que los Mossos d’Esquadra aporten el resultado de sus nuevas pesquisas antes de decidir si le envía a prisión, como ayer pidió la Fiscalía, o le deja en libertad.

Compró billetes de avión

Ante el juez, el detenido alegó ayer que usó su tarjeta de crédito para comprar por internet en el locutorio que regenta en Ripoll los billetes de avión de Driss Oukabir a Marruecos, porque su hermano Moussa Oukabir, uno de los cinco terroristas abatidos tras los atentados de Cambrils (Tarragona), no disponía de tarjeta.

Según Salh el Karib, Moussa Oukabir le reembolsó inmediatamente el precio de los billetes, ambos adquiridos a la compañía Air Arabia para el trayecto de Marruecos a Barcelona, uno para el 12 de agosto y otro para el 13 de agosto, que sí utilizó.

Por otra parte, las fuentes consultadas han señalado que otro de los detenidos, Mohamed Aalla, a quien el juez acordó anoche dejar en libertad con cargos, se encontraba en la playa de Roses (Girona) con su familia cuando ocurrió el atentado de Las Ramblas y que luego acudió con su padre a comisaría a entregarse.

cMohamed Aalla es el propietario del Audi A3 con el que cinco de los terroristas, entre ellos su hermano Said, cometieron el atentado de Cambrils la madrugada del viernes 18 de agosto, antes de ser abatidos por los Mossos d’Esquadra.

Según el juez, pese a que Mohamed Aalla, que hoy ya ha regresado a su casa de Ripoll (Girona), es el dueño del vehículo, el propietario real y quien lo utilizaba era su otro hermano Youssef, que falleció en la explosión de la casa de Alcanar (Tarragona) junto al imán Abdelbaki Es Satty, así como otros miembros de la célula, por lo que no se tiene constancia de que participara en los atentados.

Últimas noticias

Lo más vendido