Puigdemont: “A partir del 2 de octubre empezaremos a implementar los resultados del referéndum”

Referéndum
El presidente de la Generalitat, Carles Puigdemont, y su vicepresidente, Oriol Junqueras (i) (Foto: Efe)

El presidente de la Generalitat, Carles Puigdemont, ha avisado al Estado de que, pese a las “amenazas” y la “presión judicial”, no “frenará” un referéndum “efectivo y vinculante” previsto para el 1 de octubre y cuyos resultados ha garantizado que aplicará a partir del día siguiente.

El presidente catalán ha publicado este viernes un artículo en el rotativo ElPuntAvui, titulado “Votar por higiene democrática”, en el que garantiza la celebración del referéndum.

“Todas las amenazas del Estado, la presión judicial y la intoxicación mediática no frenarán la voluntad de este Govern de poner las urnas el día 1 de octubre para hacer un referéndum efectivo y vinculante”, ha señalado.

En este sentido, ha garantizado que será “efectivo porque estará hecho con todas las garantías y vinculante porque, a partir del día 2 de octubre, el Govern empezará a implementar los resultados”.

Puigdemont ha prometido llevar esta tarea a cabo porque cree que tiene “la legitimidad democrática para hacerlo”, ya que considera que emana del Parlament.

“Votar es una cuestión de higiene democrática”

Una legitimidad que, además, cree que “crece cada día cuando vemos un Estado que no solo no quiere negociar y pactar, sino que persigue judicialmente a quien quiere poner urnas, que es capaz de borrar la separación de poderes para frenar la voluntad del pueblo de Cataluña y que incluso usa sus cloacas para intentar desprestigiar a dirigentes políticos con mentiras y difamaciones”.

En este contexto, ha considerado que votar se ha convertido en una “cuestión de higiene democrática ante la creciente degradación democrática del Estado”, y ha añadido: “Las urnas son siempre la solución, y por eso las pondremos”.

En el artículo, Puigdemont alude al referéndum del Estatut, que recuerda que era legal y acordado pero luego el Tribunal Constitucional “ignoró” la voluntad expresada por el pueblo catalán.

“El ejemplo del Estatut nos demuestra que el problema no está en si el referéndum es acordado y legal, sino en si hay voluntad política de respetar la voluntad de los ciudadanos”, ha señalado.

El presidente catalán ha incidido en que el referéndum del 1-O es “una propuesta con clara legitimidad política” y ha criticado que el Gobierno del PP “ni tan solo haya aceptado negociarla”, pese a los “reiterados ofrecimientos hechos por el Govern para hablar de fecha, pregunta y quórum”.

Comentar

Últimas noticias