Aviso de Martínez-Almeida a Villacís: la «ambición personal» no puede frustrar el cambio en Madrid

El toma y daca entre Ciudadanos y PP a cuenta de la alcaldía del Ayuntamiento de Madrid sube la tensión en las negociaciones. El popular José Luis Martínez Almeida ha tenido que insistir hoy a su competidora naranja Begoña Villacís que la "ambición personal", en referencia a sus deseos por ocupar el sillón de Carmena, no pueden dar al traste con el cambio político en la capital de España.

Martínez-Almeida ha movido ficha esta mañana y ha enviado un programa de investidura tanto a Ciudadanos como a Vox con un mensaje muy claro: hay que "cerrar reuniones con ellos cuanto antes" para pactar un gobierno de Madrid, por supuesto con él de alcalde.

Tras el Pleno celebrado en Cibeles, el candidato del PP ha manifestado:"Estamos a 72 horas (del Pleno de investidura) y hemos enviado a C’s y Vox un programa de investidura que es perfectamente asumible no por Ciudadanos y Vox, sino por cualquier votante de centro derecha de Madrid, que es quien reclamó el cambio de forma contundente en la ciudad de Madrid el 26 de mayo, y mantenemos el mismo mensaje".

Dicho mensaje tiene una segunda parte dirigida a sus dos presuntos socios: "Ningún votante de centro derecha entendería" que no se pusieran de acuerdo. El presidente del PP, Pablo Casado, aseveró ayer que en el Consistorio de la capital hay únicamente dos alternativas. O es alcaldesa Manuela Carmena o lo es Martínez-Almeida.

En esta misma línea, y tras la reunión del pasado viernes en la que el PP criticó que Ciudadanos no hubiera mostrado de forma clara su apoyo a la investidura de Almeida, el candidato del PP ha indicado que su formación obtuvo "cuatro escaños más, 80.000 votos más" que Ciudadanos, mientras que a Vox le sacó "once escaños de ventaja". "Nos corresponde liderar ese proceso, que es lo que hacemos", ha señalado.

Así, en base a ese programa, Almeida confía en "llegar a ese acuerdo y poder cambiar ese gobierno de izquierdas". Para ello José Luis Martínez-Almeida se sentará con Ciudadanos y Vox -no sabe si en una mesa a tres-, pues le corresponde a él "liderar ese proceso de cambio".

"Seremos los muñidores de ese acuerdo porque nos corresponde por la aritmética parlamentaria. Somos los que tenemos la capacidad de llegar a ese acuerdo", ha señalado.

Requerido sobre una posible incomodidad a la hora de sentarse con Vox, Almeida ha expresado que su "única incomodidad es que siga gobernando la izquierda en Madrid". "Nos sentaremos con C’s y con Vox, como en la Comunidad, en un ejercicio de responsabilidad".

Además, ha calificado de "aventurado" decir qué papel tendrá Vox en el futuro gobierno, pues desconoce aún las propuestas de Javier Ortega Smith, y ha recordado que él ya ha expuesto "en público cuál debería ser su conformación del gobierno".

Lo último en España

Últimas noticias