Susana Díaz despide 2018 advirtiendo de la “amenaza” sobre Andalucía “si se vacía nuestra autonomía”

Comentar

La presidenta de la Junta en funciones, Susana Díaz, ha avisado este domingo de la "amenaza" que, a su juicio, se cierne sobre Andalucía "si logran imponer su criterio quienes apuestan sin ambages por un vaciamiento de nuestra autonomía y la mutilación de nuestras competencias", lo cual "significaría una regresión de magnitudes históricas que nos devolvería al centralismo más rancio y a los periodos en los que a Andalucía se le trataba como una tierra de segunda división".

Así lo ha manifestado Susana Díaz en su habitual discurso de fin de año, el primero desde que se convirtió en presidenta de la Junta que pronuncia como jefa del Ejecutivo en funciones, y que se ha emitido coincidiendo con las negociaciones abiertas entre PP-A y Ciudadanos (Cs) para tratar de alcanzar el Gobierno andaluz, objetivo que para materializarse necesita del apoyo de Vox -que logró 12 diputados en las elecciones del 2 de diciembre-, en una sesión de investidura, dada la negativa del PSOE-A y Adelante Andalucía a apoyar al candidato que acuerden ‘populares’ y ‘naranjas’.

Susana Díaz no ha aludido explícitamente en su discurso a ninguna fuerza política, pero sí a los comicios del 2 de diciembre, en los que los andaluces eligieron un nuevo Parlamento “que debe seguir reforzando nuestro autogobierno”, según sostiene la presidenta en funciones.

La dirigente socialista ha reivindicado la autonomía que se conmemora el 28 de febrero como “la palanca que ha permitido que Andalucía abandonara la situación de subdesarrollo y de profunda injusticia histórica en la que se hallaba al inicio de la democracia”, y en esa línea ha sostenido que “profundizar en nuestro autogobierno, mejorarlo, hacerlo más eficaz y transparente es el único camino para garantizar un futuro de prosperidad para todos”.

“Es posible que algunos piensen que las conquistas sociales se han alcanzado como consecuencia del mero paso del tiempo o que son irreversibles”, pero “nada más lejos de la realidad”, ha aseverado Díaz, para apostillar que “mantener el terreno conquistado, sostener los derechos y libertades, continuar avanzado para alcanzar mayores cotas de igualdad y prosperidad es algo que se logra día a día gracias a la acumulación de esfuerzos de una generación tras otra”.

Tras manifestar que “el progreso de nuestra tierra está indisolublemente vinculado a los valores que sustentan nuestra convivencia”, en referencia a “la justicia, la libertad y la seguridad”, la presidenta ha llamado a detener “la mirada en Europa, ese espacio de libertad y derechos que siempre nos ha servido como espejo”.

“Auge del populismo”

Según ha agregado, “todos esos ideales se encuentran seriamente amenazados en todo el continente como consecuencia del auge del populismo y de los nacionalismos egoístas, y ni Andalucía ni España son ya un territorio ajeno a ese peligro”, según ha apostillado.

Al respecto, Susana Díaz ha señalado que, “para fortalecer nuestra influencia en el conjunto de España, es absolutamente imprescindible que los propios andaluces no permitamos que se infravalore nuestro poder político y que no consintamos que decisiones que afectan a Andalucía se adopten fuera de nuestra tierra ni prescindiendo de nuestros intereses”.

Inmigración

Sobre Europa, la presidenta en funciones ha aseverado que no hay que acostumbrarse a que dicho continente “permanezca impasible ante el drama de la inmigración ilegal que en ocasiones desborda nuestra capacidad de acogida”.

“Esta inmigración, casi siempre en las manos de las peores mafias, llega a las costas de Andalucía, pero busca refugio en el resto del continente. Y es a Europa a quien hay que exigirle el máximo esfuerzo para enfrentarse a este problema”, ha enfatizado Díaz.

Además, la jefa del Ejecutivo andaluz en funciones ha defendido que “en el ADN de un pueblo como el nuestro destaca como un valor irrenunciable el respeto a todos los seres humanos, sea cual sea su condición y con independencia de la situación personal, jurídica o económica en la que se encuentren”.

“Un buen año para Andalucía”

Por lo demás, la presidenta andaluza ha realizado un balance positivo de 2018, “un buen año para Andalucía” en el que se ha creado empleo, se ha logrado “una notable reducción de nuestra tasa de paro”, “hemos recuperado derechos y fortalecido el Estado de Bienestar”, según ha apuntado Díaz, quien ha agregado que también se ha trabajado “intensamente para sostener unos servicios públicos castigados por la crisis y por los recortes injustos que nos fueron impuestos”.

Susana Díaz ha destacado además que los sectores productivos andaluces han ganado “en competitividad, multiplicando las exportaciones”, y “el creciente peso de los sectores tecnológicos y de investigación”, pero admite que “la gente aspire a una recuperación más rápida y más profunda”, y entiende “el malestar de muchos ciudadanos y de los empleados públicos que han mantenido los servicios fundamentales a pesar de las dificultades, y de los hombres y mujeres que todavía no han logrado un empleo o que sufren en sus carnes la precariedad laboral y los salarios bajos”.

Díaz también ha dedicado “un recuerdo especial para aquellos que sufrieron la terrible riada” que sufrió Andalucía el pasado mes de octubre y para “tantas familias que lo pasaron realmente mal”.

Temas

Últimas noticias