Juicio del 1-O en el Tribunal Supremo

Con Junqueras más delgado y Romeva muy fuerte: así arranca el juicio del 1-O

Comentar

El Tribunal Supremo celebra este martes la primera de las sesiones del juicio contra los líderes independentistas catalanes acusados por sendos delitos de rebelión y sedición, agravada con malversación, por el referéndum ilegal del 1-O y la posterior declaración unilateral de independencia.

El ex vicepresidente de la Generalitat de Cataluña, Oriol Junqueras, asistirá notablemente más delgado a la primera de las sesiones del juicio contra los líderes independentistas catalanes, acusados de rebelión y sedición, que arranca hoy en el Tribunal Supremo.

Fuentes próximas a los políticos enjuiciados confirman a OKDIARIO que Oriol Junqueras y Raül Romeva, son los que han experimentado un cambio físico más considerable desde su ingreso en prisión provisional, el pasado mes de marzo de 2018. Pero en sentido opuesto en cada uno de los casos.

Mientras Raül Romeva ha dedicado gran parte de su tiempo en la cárcel a practicar ejercicio físico y se encuentra “fuerte” para abordar las sesiones de la causa del ‘procés’ ante la justicia española, Oriol Junqueras ha perdido peso y se encuentra más desanimado. Ambos serán los primeros en declarar ante la Sala de lo Penal que preside el juez Manuel Marchena, previsiblemente el próximo jueves día 14, tal y como avanzó OKDIARIO.

Lo harán una vez se resuelvan los artículos de previo pronunciamiento. Que son una serie de cuestiones de tipo procesal y material que deben resolverse antes del estricto comienzo del juicio porque, de no hacerse, podrían influir en la imposibilidad de conocer sobre el fondo del asunto.

El concepto aparece definido en una sentencia del propio Tribunal Supremo, de 15 de mayo de 2002: “con el nombre de artículos de previo pronunciamiento se engloban una serie de instituciones (…) que tienen como nexo común su naturaleza de presupuestos procesales” y que en el caso de que no se tuviesen en cuenta o no se discutiesen antes de analizar las pruebas y escuchar a acusados y testigos, podrían “impedir el normal avance de la causa”.

Mañana será la primera vez en que la opinión pública pueda ver a los hasta ahora presos preventivos desde la polémica fotografía en la que siete de ellos, los que compartían espacio en la cárcel de Lledoners, aparecieron posando en el patio interior del centro penitenciario y que fue difundida el pasado mes de diciembre en un comunicado Òmnium Cultural, donde se aclaraba que la imagen había sido posible gracias al sistema de evaluación motivacional (SAM), disponible en dicha prisión, que evalúa el grado de adaptación e integración de cada uno de los internos.

Oriol Junqueras, vicepresidente de la Generalitat cuando se produjeron los hechos enjuiciados; Jordi Turull, ex consejero de Presidencia; Raül Romeva, ex consejero de Asuntos Exteriores; Josep Rull, ex consejero de Territorio y Sostenibilidad; Joaquim Forn, ex consejero de Interior; Jordi Sànchez, ex presidente de la Asamblea Nacional Catalana; y, Jordi Cuixart, ex presidente de Òmnium Cultural anunciaron, entonces, medidas de protesta entre las figuraba una huelga de hambre.

Todos ellos permanecerán, durante los meses en que se prolongue la causa del Supremo, en la madrileña cárcel de Soto del Real, donde han sido trasladados hace un par de semanas -mientras que las mujeres lo hacen en Alcalá Meco- y se encuentran integrados en el módulo de respeto. La Guardia Civil les trasladará a diario, desde ambos centros penitenciarios a partir de esta misma mañana, al Supremo.

Últimas noticias