Convención Nacional del PP

El PP renuncia a ‘escorarse’ para competir con VOX y se reafirmará como partido de “centro-derecha”

pablo casado
Pablo Casado en una reciente imagen (EFE).
Comentar

El Partido Popular aprovechará la Convención Nacional que celebra este fin de semana para "rearmarse" ideológicamente, dejando clara su vocación de "centro derecha" y su tradición "liberal-conservadora". 

Así se recoge en la carta que el presidente del PP, Pablo Casado, ha dirigido a los afiliados, en la que se destaca que el partido es “deudor” de la “tradición liberal-conservadora, reformista y moderada, que ha demostrado ser el mejor camino hacia el progreso de las sociedades”.

“No queremos romper, sino reformar para reafirmar“, es la respuesta de la dirección del partido, en un momento en que se enfrenta a la irrupción de VOX.

La postura que la formación de Casado reafirmará así en su cónclave sigue la línea de lo expresado, en los últimos días, por algunos barones regionales, como Alberto Núñez-Feijóo. El presidente de la Xunta, que coordina la convención, defendió que el PP debía aprovechar la cita para reforzar su posición en el “centro político” frente a la “extrema derecha” de Santiago Abascal.  “”No somos nada ingenuos, sabemos que la intención es decir que el PP es un partido de extrema derecha, pero seguimos siendo un gran partido de centro y de grandes mayorías”, observó. Según Feijóo, mantener esa orientación permitirá al PP tener “larga vida como partido alternativo a la izquierda de este país”.

La dirección de Casado persiste en esa línea, y reafirma su intención de alejarse de posiciones escoradas. “Estamos alejados de propuestas y actitudes abruptas, destinadas a quebrar imprudentemente la continuidad política de la democracia de 1978 y de aquellas que quieren para Europa saltos en el vacío alejados de los principios que expresan la mejor tradición de la Unión”, dicen, en clara alusión a VOX.

“No debemos aspirar sólo a obtener poder político, sino también a contribuir al fortalecimiento de un espacio social y cultural esencial para el futuro de nuestro país y de Europa, una sociedad civil fuerte que haga posible una corriente política de abajo arriba y que encuentre en nuestro parido su mejor representación política. Queremos favorecer y liderar un auténtico debate de ideas de largo alcance”, subrayan desde Génova.

El partido reivindicará además la tradición del “humanismo-cristiano” que , considera, “sigue constituyendo una referencia no única, pero sí central e insustituible, para comprender y para abordar los problemas que nos afectan, sin que esto signifique en absoluto comprometer la neutralidad religiosa que el poder público debe observar”.

“Agenda reformista”

El PP dedicará la convención a reflexionar sobre una “agenda reformista”, que servirá de base para la elaboración de sus programas.

“Un reformismo que evite y se oponga a las tentaciones de rupturismo y de disolución, también de parálisis o incluso de involución, un reformismo de alta energía, deseable y beneficioso para una mayoría amplia de españoles en un tiempo breve, guiado por los fundamentos políticos del centro-derecha que representamos”, afirma la formación.

Últimas noticias