Juicio del 1-O

Los golpistas catalanes agotarán el plazo del Supremo para presentar sus escritos de defensa

Los golpistas catalanes agotarán el plazo del Supremo para presentar sus escritos de defensa
La Sala de lo Penal del Tribunal Supremo, presidida por el juez Marchena, se declara competente para juzgar a los golpistas catalanes por el 1-O
Comentar

Los abogados de los independentistas catalanes acusados de sedición y rebelión por el golpe del 1-O agotarán el plazo legal previsto para presentar sus escritos de defensa en el Tribunal Supremo, que concluye el próximo 15 de enero. Aunque la fecha límite es prorrogable hasta el día 16 a las 15:00 h.

Fuentes próximas a las representaciones letradas de los ex consellers de la Generalitat confirman  a OKDIARIO que mantendrán la línea estratégica de defensa sostenida para sus clientes durante las fases previas a la apertura del juicio oral. Insistirán en las motivaciones políticas del procedimiento y en la calificación de los hechos preparatorios para la celebración del referéndum ilegal del pasado 1 de octubre de 2017 como actos de “libertad de expresión y reunión” orientados a la convocatoria de una “movilización ciudadana pacífica” para “votar”.

Tras la celebración de la vista de cuestiones previas, el pasado mes de diciembre, en la que el alto tribunal resolvió denegar el traslado de la causa del 1-O al Tribunal Superior de Justicia de Cataluña, como reclamaban los abogados de los políticos independentistas, y una vez conocido el auto que confirmaba la competencia del tribunal para conocer de la misma, quedaron activados los plazos para que las defensas contestasen a la acusación ejercida por el Ministerio Fiscal, la Abogacía del Estado y VOX, personado a título particular en la causa.

Juicio en febrero

La Sala de lo Penal del Tribunal Supremo, presidida por el juez Manuel Marchena recibirá los escritos de los abogados defensores de los ex consejeros catalanes el último día legalmente previsto para su presentación.

A partir de dicho momento, el pleno de la sala deberá pronunciarse sobre todas las materias pendientes de resolver antes del inicio de las sesiones del juicio que arrancará a comienzos de febrero, tal y como avanzó OKDIARIO, y cuyo calendario y distribución, previsiblemente en jornadas de mañana y tarde, se concretará en los próximos días.

Entre ellas la práctica de las pruebas, la admisión de los testigos solicitados por todas las partes (entre los que podría ser citado el ex presidente del Gobierno, Mariano Rajoy) o la concesión de la traducción simultánea durante las declaraciones de los ex consejeros de la Generalitat en sede judicial.

Evitar la impugnación

En los dos últimos casos, lo previsible es que el tribunal sea muy permeable a todas las peticiones cursadas hasta la fecha, especialmente, por los abogados defensores y las que puedan incorporar en sus escritos de calificación provisional que registrarán en el Supremo el próximo día 15.

Con ello se trataría, por un lado, de garantizar al máximo el ejercicio de la defensa por parte de los abogados de los doce ex dirigentes catalanes que se sentarán en el banquillo -acusados de rebelión con la agravante de malversación: Junqueras, Jordi Sánchez, Jordi Cuixart, Carme Forcadell, Dolors Bassa, Raül Romeva, Jordi Turull, Joaquim Forn y Josep Rull; y por malversación y desobediencia: Santiago Vila, Carles Mundó y Meritxell Borrás- y por otro de evitar facilitarles, a futuro, motivos de impugnación del juicio ante el Tribunal Europeo de Derechos Humanos, por vulneración de derechos fundamentales.

El Supremo avanzaba esta mañana, mediante oficio cursado al Ministerio del Interior, el inicio de los trámites necesarios para el traslado de los políticos catalanes, actualmente en prisión provisional en la cárcel de Lledoners, a centros penitenciarios de Madrid durante la última semana de enero.

Últimas noticias