Juicio a los golpistas catalanes

La traducción simultánea en catalán a los golpistas durante el juicio del 1-O costará 70€ por hora

Los golpistas catalanes que han solicita traducción simultánea en catalán durante el juicio del 1-O hablan perfecto español

El abogado de los acusados catalanes Sánchez, Rull y Turull presentará en los próximos días ante el Tribunal Supremo un escrito solicitando formalmente la traducción simultánea para sus representados. Postura a la que se sumará el letrado de Cuixart quien afirmó que "el catalán es lengua oficial del Estado español"

Los abogados de los políticos separatistas catalanes, acusados por el 1-O, solicitarán formalmente al Tribunal Supremo que los acusados puedan declarar en catalán durante las sesiones del juicio, que arrancará el próximo mes de febrero. La estrategia de las defensas supondrá a la Justicia española un coste adicional de 70 euros por hora, si finalmente el tribunal accede a la petición de las defensas.

Según los datos oficiales facilitados a OKDIARIO por Justicia, las tarifas de los intérpretes, que deberán asumir la traducción en tiempo real de las declaraciones de los acusados, ascienden a 70 euros por la primera hora de trabajo y 68 euros la segunda hora y siguientes. El importe total para las arcas públicas dependerá del número total de sesiones que fije la sala y de la duración de cada uno de los interrogatorios de los 12 acusados.

En sus intervenciones durante la vista previa que se celebró el pasado 18 de diciembre, las defensas ya avanzaban su petición. El argumento era que, de haberse celebrado las sesiones correspondientes ante el Tribunal Superior de Justicia de Cataluña, los políticos acusados podrían haberse expresado en catalán. Y exigirán lo mismo en Madrid.

Los baremos oficiales del Ministerio de Justicia ascienden a 70 € para la primera hora de traducción y 68 € la segunda y sucesivas

“Ya lo adelanto: solicitaremos que se habiliten los mecanismos para que pueda haber traducción simultánea”, avanzó el abogado Jordi Pina, que representa al presidente de la Asamblea Nacional Catalana (ANC) Jordi Sánchez y los ex-consejeros de la Generalitat, Josep Rull y Jordi Turull. 

La petición fue respaldada por la abogada Marina Roig, letrada del líder de la asociación independentista Òmnium Cultural, Jordi Cuixart, quien destacó que el catalán “es una lengua oficial del Estado español” y que esta cuestión no sería necesaria si “estuviésemos ante el Juzgado de Instrucción número 13 de Barcelona -que actualmente investiga los actos y planes para la organización del referéndum- o el Tribunal Superior de Justicia de Cataluña”.

Ambos, no obstante, matizaron que el hecho de que los acusados pudiesen hablar en catalán no “garantiza” que el tribunal vaya a poder percibir las expresiones literales, sino sólo “las traducciones del intérprete”. Un hecho que, nuevamente, intenta abrir una vía, por parte de las defensas, para el posterior recurso ante el Tribunal Europeo de Derechos Humanos (TEDH) por inexistencia de una tutela judicial efectiva.

El Supremo pospone la decisión

El auto en el que el Supremo se declara competente para juzgar a los líderes del ‘procés’, conocido este jueves, se pronuncia también sobre la traducción simultánea de sus interrogatorios, aunque el alto tribunal pospone su decisión definitiva.

Según la Sala, apelar “al derecho a que las sesiones del juicio se desarrollen en la lengua materna de los procesados” contrasta con la postura mantenida hasta el momento por las defensas, que, durante el tiempo de investigación, no se quejaron de “indefensión”. 

En el auto, el tribunal avanza en cualquier caso que esperará a valorar el escrito que, en los próximos días, presenten los abogados de la defensa.

“Hacer depender el derecho a un proceso justo de la distancia entre la sede del propio domicilio y la del órgano jurisdiccional o del uso de la lengua materna por los profesionales que asumen la defensa, conduciría al sinsentido de negar que ese derecho tenga vigencia, por ejemplo, en el Tribunal Europeo de Derechos Humanos”, anticipándose al posible futuro recurso de las defensas, por este motivo, ante la jurisdicción europea, aclara a continuación.

Los abogados de los acusados tendrán que esperar, como mínimo, al 15 de enero para conocer la decisión del tribunal sobre la admisión de las declaraciones en catalán.

Últimas noticias