Chaletazo de Galapagar

Los guardias civiles que vigilan el ‘chaletazo’ de Iglesias cobran 0,50 € brutos por hora nocturna

Los guardias civiles que vigilan el ‘chaletazo’ de Iglesias cobran 0,50 € brutos por hora nocturna
Refuerzo de la seguridad cerca del casoplón. (Foto. OKDIARIO)
Comentar

Un total de 6 agentes asignados a la custodia de la casa de Pablo Iglesias para cubrir la orden de servicio

El coste anual de la vigilancia estática de la vivienda de Galapagar supera los 200.000 €

Interior deja una sola patrulla de Guardia Civil para 6 municipios por vigilar la casa de Iglesias

Los guardias civiles que custodian el chalet de Pablo Iglesias cobran 0,50 céntimos de euro brutos por hora nocturna de servicio y 1 euro bruto por hora de trabajo prestada en día festivo, Nochebuena y Navidad. 

Además, las tareas de seguridad asumidas por los agentes asignados como escolta estática a la protección de la vivienda de Galapagar, se desarrollan de forma unipersonal, con el riesgo adicional y la vulnerabilidad que conlleva que, durante el horario nocturno, se encuentren en una zona aislada en absoluta soledad y sin el refuerzo de un segundo compañero.

“Especialmente en un escenario de alerta antiterrorista 4 agravada y con una carencia total de medios técnicos” denuncian las asociaciones profesionales a las que les preocupa las condiciones a las que se expone a estos agentes.

La Unión de Guardias Civiles ha presentado una queja formal ante la Comandancia de Madrid por la precariedad de la situación en la que los efectivos deben dar cumplimiento a la orden de servicio. “Se les obliga a permanecer durante 8 horas sin relevo y deben hacer frente a las inclemencias meteorológicas y las vicisitudes térmicas, dentro de un vehículo” lamentan.

Si bien fuentes próximas a la Dirección General de la Guardia Civil apuntan a OKDIARIO que, en aquellos escenarios en los que la escasez de efectivos -especialmente cuando se trata de zonas no urbanas- impide disponer de los recursos humanos para atender las necesidades operativas de las patrullas por parejas, no es inusual que los agentes de la benemérita aborden servicios de vigilancia e incluso seguridad ciudadana en solitario.

La vigilancia establecida en los aledaños del chalet de Galapagar, desde que es residencia de Pablo Iglesias e Irene Montero, abarca las 24 horas del día. Franja temporal que se distribuye en 3 turnos de 8 horas cada uno. Fuentes del instituto armado confirman a OKDIARIO que -de acuerdo a los criterios de turnicidad oficiales, teniendo en cuenta los descansos reconocidos y computando los días libres correspondientes- el número de efectivos necesarios para cubrir el trabajo asciende a 6.

Lo que en términos económicos eleva el coste de vigilancia ‘domiciliaria’ hasta los 180.000 euros brutos anuales, si sólo se computan los sueldos ordinarios de los agentes asignados. Sin tener en cuenta reemplazos durante períodos vacacionales, consumo de combustible y las retribuciones de los superiores que deben impulsar dichos servicios.

Patrullas combinadas

En una zona en la que, tal y como ya ha publicado OKDIARIO, Interior ha destinado en exclusiva un coche camuflado a la vigilancia de la casa de Pablo Iglesias e Irene Montero, otro vehículo patrulla de la Guardia Civil presta servicio, simultáneamente, a 6 municipios.

Como consecuencia de esta orden, los agentes se ven obligados a trabajar bajo el formato de “patrullas combinadas”. De modo que, en un mismo vehículo se desplazan 3 efectivos para cubrir varias demarcaciones diferentes. Demarcaciones integradas, a su vez, por varias localidades.

En el caso que afecta al operativo diseñado para la cobertura de la seguridad estática del chalet de Iglesias y Montero, se han liberado efectivos que obligan a que la única patrulla combinada disponible se distribuya Galapagar, Colmenarejo, Torrelodones, Hoyo de Manzanares, Valdemorillo, El Escorial o Villalba.

Una amplia horquilla de kilómetros en la que los agentes pueden llegar a tardar hasta 1 hora en personarse en la escena requerida ante ciertos avisos. Según las fuentes consultadas por este diario, muchos vecinos han expresado su “malestar y preocupación” por el hecho de que se sacrifique la seguridad del resto del municipio y localidades colindantes, para custodiar el chalet de los dirigentes de Podemos.

Últimas noticias