El CNI notifica al juez que Villarejo no ha tenido ninguna relación con ellos

El CNI notifica al juez que Villarejo no ha tenido ninguna relación con ellos
El director del Centro Nacional de Inteligencia, Félix Sanz Roldán. (Foto. EFE)
Comentar

El CNI que dirige el general Félix Sanz Roldán ha enviado un escrito al juez donde asegura que el comisario José Villarejo no ha tenido ninguna vinculación con el Centro Nacional de Inteligencia.

Según las fuentes consultadas por OKDIARIO, el magistrado de refuerzo del Juzgado Central de Instrucción nº 6 de la Audiencia Nacional remitía un requerimiento al CNI la semana pasada para que los servicios de inteligencia españoles aclarasen si el comisario, encarcelado desde noviembre, había suscrito algún tipo de contrato de colaboración o había trabajado bajo sus órdenes.

Estas mismas fuentes apuntan que el CNI contestaba pocos días después al instructor rechazando cualquier tipo de vinculación laboral con Villarejo, salvo que era funcionario de la Policía. Cabe destacar que el propio Félix Sanz Roldán señalaba a finales de septiembre que el comisario no había tenido “con el CNI relación alguna”.

El juez efectuaba el citado requerimiento al CNI después de que comisario José Villarejo asegurase en sede judicial en julio que cuando se reunió y grabó a Corinna Sayn-Wittgenstein hablando sobre el Rey Juan Carlos “estaba cumpliendo órdenes”. La grabación fue revelada por este diario y ya ha sido entregada por este diario al juez instructor.

El comisario jubilaba declaraba ante el magistrado que investiga la ‘Operación Tándem’ por presuntos delitos de organización criminal, cohecho y blanqueo de capitales. Durante su comparecencia, defendía su inocencia y aseguraba que “siempre ha cumplido con la Ley”.

Además, confirmaba ser el autor de la grabación del encuentro secreto que mantuvo con Corinna y el empresario Juan Villalonga. La reunión con la “amiga entrañable” del monarca tuvo lugar en junio de 2015, en su domicilio londinense de Eaton Square, cerca de la Embajada de España.

El comisario sólo respondía las preguntas del juez instructor y de su abogado, negándose a contestar a la Fiscalía Anticorrupción y aseguraba que dicha grabación se encontraba entre los discos duros que la Policía le incautó en noviembre en su domicilio cuando fue detenido. Desde entonces, permanece encarcelado en la prisión de Estremera.

Tras ser preguntado por el contenido concreto de la grabación, Villarejo afirmaba que se acogía a su derecho constitucional de no desvelar datos sobre sus fuentes de información. Después, sostenía que la reunión se celebró porque estaba “cumpliendo órdenes” y añadía que había sido “enviado por el Estado” para solucionar los problemas del Rey emérito con Corinna.

Villarejo

El cónclave en la Audiencia Nacional

Mientras tanto, la Audiencia Nacional acogía este miércoles una reunión al más alto nivel entre el magistrado de refuerzo del Juzgado Central de Instrucción nº 6 que investiga el caso Villarejo, la Fiscalía Anticorrupción, la Policía y el Instituto Nacional de Ciberseguridad de España INCIBE para establecer la hoja de ruta sobre las grabaciones incautadas al comisario encarcelado.

El cónclave celebrado por la mañana apenas duraba una media hora y en él se acordaba que el INCIBE se hiciera cargo en los próximos días de descifrar el algoritmo de los discos duros de Villarejo que impide a la Policía escuchar las grabaciones incautadas en los registros de su casa y su oficina.

La información, contenida en unos 14 discos duros y 47 dispositivos pendrive, supera los 20 terabytes de memoria. Para descodificarlos, se asignarán 4 funcionarios del citado organismo radicado en León dependiente del Ministerio de Economía y Empresa. Además, se dará prioridad a los dispositivos del comisario Villarejo frente a los requisados a su socio Rafael Redondo.

Si el INCIBE consigue descodificar los audios, se remitirán de nuevo a la Brigada de Investigación Tecnológica y la Unidad de Asuntos Internos de la Policía Nacional para que se encargue de su escucha y transcripción. En caso contrario, se remitirán las grabaciones al Centro Criptológico Nacional, dependiente del Centro Nacional de Inteligencia CNI.

Una alternativa que tal y como develó este diario fue desechada inicialmente por falta de confianza. Este tipo de cometidos los realiza habitualmente el Centro Criptológico Nacional, sin embargo, el enfrentamiento abierto entre Villarejo y el director del CNI, el general Félix Sanz Roldán, desaconsejaba esta opción.

Últimas noticias