El ex dueño del palacete de Celaá en Neguri metió ‘okupas’ para echar a los viejos inquilinos y dar el ‘pelotazo’

El ex dueño del palacete de Celaá en Neguri metió ‘okupas’ para echar a los viejos inquilinos y dar el ‘pelotazo’
Comentar

OKDIARIO descubre otra casa que Celaá ocultó en su declaración oficial: 2 millones y 300 m2 en Neguri

La 'Casa Tangora' fue escenario de uno de los primeros casos de condena por acoso inmobiliario en España 

La nueva vivienda de Isabel Celaá tiene 310 metros cuadrados y está en el barrio más lujoso de Guecho 

La ‘Casa Tangora’, el espectacular palacete en el que la ministra y portavoz del Gobierno, Isabel Celáa, tiene una vivienda que oculta en su declaración oficial de bienes, fue escenario de uno de los primeros casos de condena por acoso inmobiliario en España. 

En 2008, un juzgado de lo penal de Bilbao condenó a uno de los propietarios, Juan José Rementería, por alquilar una vivienda a un clan gitano por un euro mensual con el único propósito de hacer imposible la vida a los vecinos y acabar haciéndose con todo el inmueble para venderlo. Tres de los miembros del clan gitano también fueron condenados  por amenazas, robos, allanamiento de morada y distintos daños.

Los vecinos tenían que convivir, día tras día, con las juergas de madrugada, aguas fecales, jeringuillas y basura

“Hundimiento moral”

Los vecinos, según consideró probado la sentencia, sufrieron durante más catorce meses “múltiples e incesantes actos de hostigamiento” con el objetivo de “minar” su “voluntad” y  “provocar su hundimiento moral, creando un sentimiento de miedo, inseguridad e impotencia”. “Todo ello -prosiguió el juez- en ejecución de un plan torticero que tenía como fin último bien que los vecinos vendieran su vivienda o que ejecutaran las obras que pretendía el inculpado, pero en cualquier caso doblegar su voluntad“.

Las declaraciones relataron un rosario de amenazas, insultos y un día a día imposible, con juergas de madrugada, aguas fecales, jeringuillas, pañales sucios y bolsas de basura acumuladas en los espacios comunes del inmueble, coches destrozados y rotura de tuberías.

Un “martirio”, como lo definieron algunos de ellos. La familia más afectada llegó incluso a recibir tratamiento con antidepresivos. Su hijo, un niño de corta edad, tuvo que asistir a terapia psicológica.

Tras la revisión de la Audiencia Provincial de Vizcaya, Rementería y dos de los miembros de la familia gitana vieron rebajadas sus penas de tres años y tres mese de cárcel a un año y nueve meses.

Un palacete súper VIP

Como reveló OKDIARIO, Celáa posee un inmueble en este palacete, que en 2016 fue completamente rehabilitado con acabados de lujo. Se trata de una vivienda icónica en Neguri, el barrio más lujoso de Guecho (Vizcaya), a pocos metros de la Playa de Ereaga. Toda una joya de la arquitectura vasca. 

Esta propiedad -dos pisos unidos en uno con una superficie de más de 310 metros cuadrados- no aparece sin embargo en la declaración de bienes que Celáa presentó en su condición de alto cargo.

La valoración real de una casa de este estilo en este barrio ronda los 2 millones de euros. Pero, como informó este periódico, el caso es aún más llamativo, porque Celáa se habría aprovechado de que el catastro aún no valora los bienes por proceder de remodelaciones de las fincas como treta para consignar la mansión por ‘0 euros’.

La vivienda ha sido puesta en el Registro de la Propiedad a nombre de su marido, José Ignacio Aspichueta Larruscain, aunque la ministra se encuentra en régimen matrimonial de gananciales. La fecha de compra definitiva del inmueble es del 30 de julio de 2018, anterior a la publicación de las declaraciones en el Boletín Oficial del Estado (BOE), que se produjo el pasado 29 de septiembre.

Últimas noticias