El guardia civil asesinado en Granada tenía dos hijos y era un gran aficionado al deporte

El guardia civil asesinado en Granada tenía dos hijos y era un gran aficionado al deporte
José Manuel Arcos, el guardia civil asesinado.
Comentar

José Manuel Arcos, el guardia civil asesinado esta madrugada tras recibir un disparo desde un vehículo al que dio el alto en la localidad de Huétor Vega, tenía 48 años y desde 2009 estaba destinado en La Zubia (Granada). Estaba casado y tenía dos hijos. Era muy aficionado al deporte. La detención del presunto autor de los hechos se ha producido esta mañana.

El presunto asesino le arrebató el arma

El asesino del guardia civil de Granada le arrebató el arma y le disparó dándose a la fuga. Juan Antonio García Moyano, de 40 años y vecino de la capital andaluza fue parado en un control policial junto a Huétor Vega por la víctima, José Manuel Arcos tras producirse un robo en las inmediaciones.

Según las primeras investigaciones, el detenido opuso resistencia una vez se le dio el alto,  e intentó salir huyendo en su vehículo. En ese momento, tuvo lugar un forcejeo en el transcurso del cual le arrebató su arma reglamentaria. El individuo salió corriendo y el guardia civil tras él. Poco después el asesino frenaba en seco disparando contra el agente Arcos a quemarropa.

Los hechos ocurrían sobre las 4.20 horas, según la Guardia Civil. Tras recibir el disparo, José Manuel Arcos era trasladado de urgencia al Hospital Campus de la Salud, en Granada, donde fue intervenido de una fuerte hemorragia. El guardia civil no sobrevivió a la intervención.

José Manuel Arcos formaba parte de una patrulla en servicio del municipio de La Zubia (Granada), y hasta el centro hospitalario se ha desplazado la subdelegada del Gobierno en Granada, Inmaculada López Calahorro.

Últimas noticias