Día de la Hispanidad 2018

El asistente de la Casa Real no pidió a Sánchez que se quedara para una foto sino que lo expulsó

El asistente de la Casa Real no pidió a Sánchez que se quedara para una foto sino que lo expulsó
Pedro Sánchez tras saltarse el protocolo.
Comentar

Moncloa miente: ni Pastor ni García-Escudero recibieron indicaciones para situarse al lado de los Reyes

La Moncloa sigue emborronando el relato de la bochornosa actuación de Pedro Sánchez en la recepción del 12-O. La última de sus versiones filtradas apunta a que Ana Pastor fue la culpable de que Pedro Sánchez se situara junto a los Reyes a saludar en la recepción oficial. Una versión que fuentes de Presidencia combinan con la explicación, dada por el propio jefe del Gobierno, de que el asistente de protocolo de Zarzuela dio instrucciones al matrimonio presidencial para que aguardaran a la hipotética foto.

La realidad es bien distinta. El protocolo, como ocurre en todos los actos de la Casa Real, es comunicado con mucho tiempo de antelación a todos los asistentes relevantes de las ceremonias. De hecho, los responsable de protocolo de la Casa Real y de Presidencia mantienen siempre contactos previos para esclarecer todo, resolver todas las dudas y hasta entrenar las posiciones -si es preciso- para evitar situaciones embarazosas.

Por lo tanto, el asistente de protocolo no jugó ningún papel primordial. Simplemente realizaba su trabajo de garantizar que el protocolo ya establecido, conocido y preparado se desarrolle según lo fijado.

El asistente de protocolo no jugó ningún papel primordial sino que realizaba su trabajo de garantizar el protocolo ya establecido

El verdadero problema vino cuando el presidente Sánchez se lo saltó. Ese fue el único motivo por el que el asistente de protocolo tuvo que salir a escena para pedir al presidente y a su esposa que abandonasen una posición que estaba reservada a los Reyes puesto que se trataba de una recepción de Sus Majestades.

Por eso el asistente no ordenó al resto de personalidades ninguna posición para ninguna foto. Por eso el asistente no acompañó a Sánchez y su mujer a ninguna posición junto a los Reyes. Por eso tampoco corrigió el pretendido y falso error de Ana Pastor.

Porque el asistente de protocolo sólo hizo lo que debía: garantizar el desarrollo del protocolo. Es decir, justo lo contrario de lo que hizo el presidente del Gobierno, que se saltó ese mismo plan establecido. Con esta versión ha pretendido el Gabinete de Sánchez lanzar humo sobre un capítulo que ha impactado -uno más- en la imagen del presidente del Gobierno.

Últimas noticias