Independentismo en Cataluña

La Fiscalía investiga ya al conseller de Interior que señaló a un guardia civil por retirar lazos amarillos

Miquel Buch
Miquel Buch, nuevo conseller de Interior.
Comentar

La Fiscalía entiende que hay pruebas e indicios suficientes contra los denunciados para investigar a Buch

El jefe político de los Mossos fue denunciado por descubrimiento y revelación de secretos

Los 14 identificados por retirar lazos amarillos denuncian al jefe de los Mossos ante la Fiscalía

La Fiscalía Superior de Cataluña ha decretado continuar las investigaciones al consejero de Interior de la Generalitat, Miquel Buch, por revelar la condición de guardia civil de uno de los 14 identificados por retirar lazos amarillos en Tarragona. Los hechos se remontan al pasado verano, cuando los Mossos actuaron contra 14 personas que retiraban propaganda independentista

El Ministerio Fiscal admite así la denuncia presentada el pasado mes de septiembre ante el Tribunal Superior de Justicia de Cataluñacontra el jefe político de la policía catalana y consejero de Interior de la Generalitat, Miquel Buch; el Director de los Mossos d’Esquadra, Andreu Joan Martínez; el Comisario Jefe de la policía autonómica, Miquel Esquius, y la totalidad de los agentes que intervinieron el día 17 de agosto en la identificación.

Los 14 afectados solicitaron ampliar la denuncia inicialmente interpuesta contra los agentes de los Mossos, para incluir a las autoridades y funcionarios públicos implicados. En su escrito, instaban a determinar la responsabilidad de Buch, y el resto de denunciados pertenecientes a la cadena de mando política y policial.

Para ello, se basaban en diversas pruebas entre las que se incluían un tuit publicado desde la cuenta oficial de la Consejería de Interior, en el que se informaba acerca de las labores de identificación de los Mossos d’Esquadra sobre “14 individuos en Mora la Nova, Tivissa y Vandellós” como posibles autores de daños al mobiliario urbano.

En el mismo texto, la institución dirigida por Buch advertía del inicio de acciones sancionadoras por una “presunta infracción grave de la Ley 4/2015 de Seguridad Ciudadana” que castiga este tipo de conductas “con multas de 601 a 30.000 €”, añadía: 

Las pruebas aportadas por los denunciantes -personados como perjudicados directos- a la Fiscalía estaban orientadas a acreditar en sede judicial que sus datos personales fueron filtrados por los Mossos a la Consejería de Interior y desde ésta a varios medios de comunicación públicos.

La radio televisión catalana, TV3, señaló a uno de los 14 identificados por su condición de guardia civil, pocos minutos después de la comunicación oficial emitida desde la cuenta institucional:

La Fiscalía investiga ya al conseller de Interior que señaló a un guardia civil por retirar lazos amarillos

También se habrían producido filtraciones a miembros de los CDR y de la CUP, tal y como demuestra el tuit publicado por un concejal de la formación antisistema -ya eliminado de su perfil- que divulgó en redes sociales los mapas incautados por los Mossos:

La Fiscalía investiga ya al conseller de Interior que señaló a un guardia civil por retirar lazos amarillos

La Fiscalía entiende ahora que las pruebas aportadas, y todos los indicios, podrían ser constitutivos de un presunto delito de descubrimiento y revelación de secretos por parte de la policía autonómica a cargo de Miquel Buch, de éste y del resto los mandos políticos y policiales intermedios. Por todo ello, el Ministerio público investiga ya al conseller del Interior.

Últimas noticias