Congreso PP

Frialdad en las cenas de compromisarios por territorios tras la primera jornada del Congreso del PP

Frialdad en las cenas de compromisarios por territorios tras la primera jornada del Congreso del PP
Comentar

Repartidos por Madrid, aunque muy próximos al cuartel general del PP de la calle Génova, las diferentes federaciones territoriales de los populares, han reunido este viernes por la noche en distintos restaurantes a los compromisarios que participan en el 19 congreso popular. Muchos de los anfitriones, los presidentes autonómicos o provinciales, pretendían con dichas cenas amarrar los votos de sus compatriotas hacía su candidato preferido, pero no siempre ha sido así.

La frialdad se ha apoderado de la gran mayoría de cenas donde afiliados al PP partidarios de Pablo Casado y de Soraya Sáenz de Santamaría, guardaban la compostura e intentaban negar las diferencias que hay entre ambos, en un congreso que si algo no es, es tranquilo. La unidad de estos encuentros, así, ha dejado fotos como la del presidente del PP Vasco Alfonso Alonso y el vicesecretario Javier Maroto, principales apoyos de Sáenz de Santamaría y Casado, compartiendo mesa en el restaurante Pointer de Madrid, el lugar elegido por la delegación basca, a escasos metros del Tribunal Supremo. Aunque sus equipos recordaban que era “una cena informal de amigos”, la relación entre ambos no parecía precisamente de amistad.

La delegación catalana, con Xavier García Albiol al frente -aunque su estancia en la cena ha sido testimonial-, ha elegido un cocktail de pie en El Mentidero de la Villa, en el número 20 de la calle Zurbano, justo detrás de la sede nacional del PP. Hasta allí se han acercado la ex ministra Dolors Montserrat, y los dirigentes del PP catalán Alejandro Fernández y Andrea Levy, más cercanos a Casado y el ex delegado del Gobierno Enric Millo, la dirigente gerundense Concepció Veray y la secretaria del Congreso, Alícia Sánchez Camacho, partidarios de Sáenz de Santamaría.

Frialdad en las cenas de compromisarios por territorios tras la primera jornada del Congreso del PP

La delegación andaluza en cambio, ha mostrado su división sin complejos celebrando varias cenas por provincias e incluso por afinidad con los candidatos. Un grupo mayoritario de Málaga y cercanos a Santamaría aha elegido el restaurante Noventa Grados, cerca del Retiro, para reunirse tras la primera jornada del congreso. En la calle Fortuny, se concentraban los partidarios de Pablo Casado.

Tras la cena, los que no han acudido al hotel a hacer la última copa, se han repartido entre la fiesta organizada por Nuevas Generaciones en Florida Park, el pub Tony2 y La Posada de las Ánimas, todos los locales en el centro de Madrid. Aunque este sábado todos tienen que estar presentes a media mañana para votar, nadie quiere desaprovechar este reencuentro del congreso con compañeros de otros territorios para divertirse un rato.

Últimas noticias