Rifirrafe en el Congreso

Malestar de diputados del PP con Pastor por cortar el micro a Hernando en el pleno de Sánchez

Ana Pastor corta el micro a Rafael Hernando durante una sesión en el Congreso.
Comentar

La disciplina de la presidenta del Congreso, Ana Pastor, con los tiempos parlamentarios no pasó desapercibida este martes, durante la sesión en la que Pedro Sánchez explicó su programa de Gobierno. Especialmente para su propio grupo. La actitud de Pastor, que llegó a llamar al orden y cortar el micrófono al portavoz del PP, Rafael Hernando, ha provocado malestar entre algunos diputados ‘populares’ del Congreso.

En fuentes parlamentarias se destaca la “falta de flexibilidad” de Pastor y se recuerda que “por tradición” el principal grupo de la oposición cuenta con una cierta prerrogativa de tiempo en su intervención, al permitir que “pueda hablar un poco más que el resto”.

“Más aún si cabe”-señalan-“cuando el presidente del Gobierno estuvo hora y media de discurso”. Las mismas fuentes apuntan, además, a la diferencia considerable de escaños entre los partidos que conforman el arco parlamentario, ya que, como consecuencia de la moción de censura, el PP es, con 134 diputados, el grupo mayoritario y también el principal partido de la oposición.

El tiempo de réplica de los grupos a la intervención de Sánchez se fijó en 12 minutos. No obstante, todos los portavoces lo superaron ampliamente. Pastor se mostró especialmente rígida con el portavoz del PP, a quien llamó al orden cuando llevaba 17 minutos de réplica.

“Señor Hernando, ha pasado con mucho su tiempo tiene que ir terminando”, apremió Pastor.  Hernando ironizó con que Sánchez también se había “pasado un poco de tiempo”, en referencia a la casi hora y media de intervención del presidente del Gobierno, y respondió a Pastor que “intentaría” terminar. “Señor Hernando, le llamo al orden”, le espetó la presidenta. En fuentes ‘populares’ se destaca que esa llamada al orden fue una situación “inédita” en las sesiones parlamentarias.

El portavoz retomó la intervención-muy bronca contra Sánchez- siendo apercibido nuevamente a los tres minutos por Pastor, que le instó a terminar. Apenas once segundos después, la presidenta del Congreso decidió directamente cortarle el micro. El rifirrafe se convirtió sin duda en uno de los momentos más tensos del debate.

Pese a la evidente diferencia en su representación parlamentaria, el tiempo de los grupos fue prácticamente el mismo: Unidos Podemos-que distribuyó el tiempo entre su portavoz, Ione Belarra, y los de las confluencias-empleó 19 minutos y 24 segundos,  pese a tener 67 diputados (la mitad que el PP). Albert Rivera, cuyo partido tiene un cuarto de los diputados de que dispone el PP, intervino durante 18 minutos y 38 segundos (18 minutos y 38 segundos).  Joan Tardá (ERC), 16 minutos y 24 segundos, pese a que el partido apenas dispone de 9 diputados; Aitor Esteban, del PNV-con cinco parlamentarios-habló durante un poco más de 15 minutos; y los seis portavoces del Grupo Mixto, un total de 25 minutos y 19 segundos.

En fuentes de la presidencia del Congreso se explica que Pastor se limitó a cumplir lo establecido en el Reglamento, con un tiempo determinado para la intervención de los grupos al margen de su representación parlamentaria.

Últimas noticias