Sánchez da el control del FLA a Calviño para que Bruselas sepa en tiempo real el dinero que recibe Cataluña

Calviño
La ministra de Economía, Nadia Calviño / Foto: Europa Press
Comentar

El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, ha dejado el control del FLA –los fondos de los que vive la Generalitat– a Nadia Calviño. La ministra de Economía es la más seria y respetada por Bruselas. Y es, sin lugar a dudas, el eje de coordinación que va a tener Josep Borrell a la hora de frenar el avance separatista dentro del Gobierno.

Lo ha hecho a través de la Comisión Delegada del Gobierno para Asuntos Económicos (CDGAE). Este organismo es el encargado de plantear la distribución de los Fondos de Liquidez Autonómico (FLA) y de Facilidad Financiera: los mecanismos de los que viven todos los territorios con dificultades económicas en España y, en especial, Cataluña, territorio que ha absorbido ya un tercio de todos los fondos destinados al rescate de todas las comunidades autónomas en España. Y la presidenta de este organismo es Nadia Calviño, la ministra de la que más se fía Bruselas para garantizarse tener un cierto control de lo que pasa con la marcha del déficit en España.

Cataluña ha recibido en total 90.000 millones de euros de asistencia económica de todos los españoles desde el año 2012; 78.000 de esos millones directamente a través del FLA. Y existen evidencias más que notables de que parte de esta ayuda no ha acabado en su destino, sino en facilitar la construcción del golpe de estado separatista.

La noticia, además, surge justo después de que la ministra portavoz afirmase que se levantaban los controles financieros sobre la Generalitat, algo que, en principio, no parece guardar ninguna correlación con esta decisión, que iría justo en la dirección contraria. O, dicho de otro modo, que tanto el propio Sánchez como Bruselas han preferido tener controlado el riego de dinero a la Generalitat ante la evidencia de que el golpe separatista continúa.

La decisión no será bien recibida por JxCAT, que aún sigue teniendo entre sus cuadros a gente que sabe de cifras y que rápidamente interpretará este mensaje en una clave: ‘Por una lado nos trae a los presos preventivos del 1-O, pero por otro lado, da el control de los fondos a la ministra más respetada por Bruselas’.

La CDGAE es el órgano que agrupa a los Ministerios con competencias económicas, con la responsabilidad de garantizar la coordinación de sus políticas.

Y, con el cambio de gobierno, la Presidencia de esta Comisión Delegada ha vueto al Ministerio de Economía y Empresa. La ministra de Hacienda, María Jesús Montero, por su parte ha asumido la vicepresidencia. En etapa del PP el mando de este organismo lo tuvo el Ministerio de Hacienda de Cristóbal Montoro.

El mando de Calviño sobre el CDGAE, además, se ha ampliado. Y es que a este organismo se han incorporado los Ministerios de Educación y Formación Profesional y de Ciencia, Innovación y Universidades. Así, se suman a Fomento, Trabajo, Migraciones y Seguridad Social, Industria, Comercio y Turismo, Agricultura, Pesca y Alimentación, Política Territorial y Función Pública y Transición Ecológica.

Cataluña es la gran receptora de los fondos del FLA. Esta comunidad ha recibido 7.757,18 millones de euros en 2017 de un total de 24.000 millones de euros repartidos por el Gobierno entre las distintas comunidades autónomas.

Las diferencias de recepción de fondos anuales es notable: frente a los casi 8.000 millones que logra Cataluña, la Comunidad Valenciana recibe 5.409,44 millones, Andalucía 4.634,32, Castilla-La Mancha 1.846,90, Murcia 1.240,16, Baleares 1.095,95, Aragón 929,81, Extremadura 560,75 y Cantabria 527,85.

Últimas noticias