Cospedal llevará el desfile del Día de las Fuerzas Armadas y partidos de la Selección a País Vasco y Cataluña

OTAN
El jefe de Estado Mayor del Ejército de Tierra, general Jaime Domínguez-Buj, y la ministra de Defensa, María Dolores de Cospedal. (Foto: EFE)
Comentar

La precandidata a la Presidencia del PP María Dolores de Cospedal quiere llevar el desfile de las Fuerzas Armadas y la Selección española de fútbol al País Vasco y Cataluña. A cada rincón de España. Y lo quiere hacer como muestra de normalidad en el entendimiento de lo qué es España. Como prueba de que lo que une a los españoles se respeta en cada región de este país.

Se trata de la propuesta estrella que va a lanzar en los próximos días María Dolores de Cospedal dentro de lo que ha denominado el Decálogo sobre la Cohesión y la Unidad de España.

El lista de medidas presentado por Cospedal abarca desde la educación hasta el respeto a los símbolos nacionales. Desde la normalidad en la muestra del Ejército, hasta el control de los profesores y del programa educativo para evitar el adoctrinamiento.

La primera de esas medidas recoge que “la unidad de España es innegociable. Siempre estaremos firmes en la defensa de la Constitución, la Ley y la soberanía nacional”.

La segunda se refiere a las “víctimas del terrorismo, que serán siempre una prioridad para el Partido Popular. Las víctimas no pueden ver amenazadas su memoria, dignidad y justicia. El PP siempre estará en contra del acercamiento y excarcelación de terroristas, siempre exigirá el cumplimiento integro de sus condenas y siempre velará para que se establezca el verdadero relato de lo sucedido”.

La defensa “de la libertad individual y económica, siempre dentro del respeto a los demás y a las leyes”; de “la libertad religiosa y las creencias de todos, también las de los católicos, que parece ser a los únicos a los que se puede ofender y humillar en España”; y la reforma de “la Ley de Símbolos para que se respeten nuestras señas de identidad: el himno nacional, la bandera y nuestros símbolos” se incluyen igualmente en esta lista.

Y, como plato fuerte “garantizaremos la normal presencia de las Fuerzas Armadas en todos los territorios de España”. Una medida que se pretende desarrollar en la práctica haciendo rotar el desfile de las Fuerzas Armadas de modo que en todas las regiones de España se pueda disfrutar de él. Y en todas es en todas: incluidas, por supuesto, País Vasco y Cataluña.

El capítulo educativo también tiene presencia en este decálogo: “Garantizaremos que todos los niños y niñas puedan estudiar en castellano, nuestra lengua común. Defendemos el bilingüismo y trilinguismo y queremos que el Instituto Cervantes tenga presencia no solo fuera de nuestras fronteras, sino también dentro de España”. Y, además, señalará Cospedal en su listado de medidas para reforzar España, “promoveremos un ‘Erasmus’ nacional para que nuestros hijos puedan estudiar Secundaria y Bachillerato en cualquier rincón de España, para que así conozcan y amen mejor a su país”.

Cospedal no se ha querido olvidar del adoctrinamiento que parte de una concienzuda selección del profesorado por parte de los nacionalistas. Y lo quiere combatir: “Un buen sistema educativo necesita de un buen profesorado. El docente es la piedra angular del sistema educativo.

Defendemos la autoridad de los docentes y queremos un nuevo modelo de acceso; un MIR educativo que debe basarse en el esfuerzo, la vocación, la implicación personal y el reconocimiento del mérito. Porque los colegios están para enseñar a pensar a nuestros hijos, y no para decirles qué han de pensar”.

Y, como guinda, otro plato fuerte: “Promoveremos que la selección española juegue en cualquier ciudad de España”. Y, de nuevo, cualquiera es cualquiera: En País Vasco y Cataluña, también.

Últimas noticias