Soraya recaba apoyos entre los barones para competir con Cospedal por ser la nº2 de Feijóo

Soraya Saénz de Santamaría y Alberto Núñez Feijóo
Soraya Saénz de Santamaría y Alberto Núñez Feijóo. (Foto: PP)
Comentar

Soraya Sáenz de Santamaría recaba apoyos entre los barones para competir con María Dolores de Cospedal por la Secretaría General. No ha tardado ni un minuto en agitarse la maquinaria de reposicionamiento en el PP tras la pérdida del Gobierno. Y las disputas se centran en los puestos clave por debajo del que se considera claro aspirante a la sucesión de Mariano Rajoy: Alberto Núñez Feijóo.

Así, Soraya Sáenz de Santamaría llamó a líderes del PP el mismo lunes por la tarde, el día previo a la dimisión de Mariano Rajoy para recabar apoyos. Y es que la mejor posición de salida de Cospedal hizo que la ex vicepresidenta decidiese moverse con urgencia para optar al control de la Secretaría General del partido.

Las llamadas se realizaron entre barones del PP. Feudos entre los que Sáenz de Santamaría quiere posicionarse y cerrar alianzas ante la evidencia de que no ha contado con apoyos claros hasta el momento dentro del PP. Su labor se ha centrado en el Gobierno y allí ha desarrollado su labor de control y esfuerzos.

Ahora, la pérdida de la gobernabilidad en la moción de censura ha dejado a la ex vicepresidenta en una situación un tanto delicada. Y es que, de ser la mujer más poderosa de España, ha pasado a tener que disputar su papel presente y futuro en el campo que más había mimado y controlado María Dolores de Cospedal. Y es más que archiconocido el enfrentamiento entre ellas.

La ex vicepresidenta no tocará solamente a los barones. Su idea es reposicionar su poder y evitar que la estructura de partido sea definida por completo por María Dolores de Cospedal, algo que eliminaría de facto la influencia de la ex vicepresidenta.

El auge de Alberto Núñez Feijóo como sucesor de Mariano Rajoy se da por hecho. Es más, desde dentro del partido se está pidiendo ya a los cuadros que ayuden a que se trate de una candidatura única, respaldada de forma mayoritaria y que permita dar una imagen de unidad del partido. Pero esa sensación se dará en cuanto a la Presidencia del partido.

Pero será más difícil darla con respecto a la Secretaría General. Y es que la pelea por el segundo puesto del partido es clave a partir ahora. Especialmente porque ese cargo tendrá mucho que decir en la elaboración de candidaturas para las elecciones locales y autonómicas que están a la vuelta de la esquina. Y, por lo tanto, quien se haga con ese cargo podrá colocar a unos u otros en las listas.

Últimas noticias