Conmoción en España

El féretro de Gabriel abandona la capilla ardiente entre lágrimas y aplausos

Comentar

El cuerpo de Gabriel Cruz ha abandonado este martes la Diputación de Almería. Lo ha hecho entre los sollozos y aplausos de una sociedad que se ha volcado de pleno con el pequeño y sus familiares. Alrededor de las 10.30 de la mañana el féretro era portado por los servicios funerarios.

El cuerpo permanecía desde el lunes en el Palacio de la Diputación rodeado de cientos de coronas de flores, de ramos, fotos y peluches.

A la salida del féretro se ha producido un enorme aplauso que se mezclaba con las lágrimas de los presentes.

Patricia Ramírez, la madre de Gabriel, ha querido agradecer el trato recibido por parte de los ciudadanos y ha aprovechado para abrazar a muchos de los que allí se encontraban.

Durante la mañana de martes tendrá lugar la misa funeral en la Catedral de Almería. El recorrido del cortejo fúnebre ha sido acompañado en todo momentos por los cientos de ciudadanos que se han desplazado hasta el lugar para rendir homenaje al pequeño Gabriel.

Hasta Almería se han desplazado también la vicepresidenta del Gobierno, Soraya Sáenz de Santamaría y el ministro de Interior, Juan Ignacio Zoido.

Tras doce días de desaparición, el cuerpo de Gabriel aparecía en el maletero del coche de la pareja sentimental de su padre. Ana Julia Quezada, que portaba el cadáver, se ha negado a colaborar con la Policía a pesar de haber sido fotografiada sacando el cuerpo de un pozo.

Últimas noticias