Cake Minuesa con las víctimas de ETA

Víctimas del terrorismo: “Homenajear a asesinos etarras es una aberración”

Comentar

Cake Minuesa se adentra en un asunto que tristemente no abandona la actualidad: los homenajes a terroristas a su vuelta de prisión. El ejemplo más reciente, en Andoain, donde en torno a 200 personas recibieron como héroes a Iñaki Igelartegi e Ignacio Otaño, cuya participación fue crucial para el asesinato en esa misma localidad de Joseba Pagazaurtundua en 2003. En los aledaños de la plaza Zamua se pudieron escuchar gritos de “euskal presoak etxera” (“presos vascos a casa”) y ver pancartas con el lema “Bienvenidos. Dos menos”.

Conecta este asunto con el aparato de extorsión de ETA, encargado de la recaudación de dinero para las acciones criminales de la banda y el mantenimiento de sus responsables a costa de amenazar a empresarios, como ocurrió con la familia del ex futbolista del Athletic de Bilbao Bixente Lizarazu, que se pone como ejemplo en el vídeo.

El reportero de OKDIARIO conecta estos dos temas con Maite Pagazaurtundua, eurodiputada de UPyD; Alfonso Sánchez, presidente de la Asociación de Víctimas del Terrorismo; Miguel Folguera, presidente de la Asociación Plataforma de Apoyo a las Víctimas del Terrorismo (APAVT), y con los autores del libro ‘La bolsa y la vida’, Pablo Díaz Morlán y Florencio Domínguez.

Todos ellos abordan la ilegalidad que suponen recepciones de este tipo a personajes de esa calaña, por supuesto con el visto bueno y cooperación de Bildu, el coste de los 50 años de cadáveres, secuestros y terror para las arcas del Estado -se estima que en torno a 25.000 millones de euros- o la aparente ‘normalidad’ con la que en el País Vasco y Navarra suceden cosas muy graves sin que nadie se lleve las manos a la cabeza.

“Parte de la sociedad ha preferido ponerse de perfil”, escucha Cake de uno de los entrevistados, con alusiones a todos aquellos que parecen conformarse con que ETA haya dejado de matar.

Últimas noticias