La AVT sostiene que hubo detención violenta a los etarras de la T4 porque se resistieron y quisieron huir

AVT
Carmen Ladrón de Guevara, abogada de la AVT.
Comentar

La abogada de la Asociación de Víctimas del Terrorismo (AVT), Carmen Ladrón de Guevara ha cuestionado este martes la sentencia del Tribunal Europeo de Derechos Humanos (TEDH), con sede en Estrasburgo, que condena a España a indemnizar por malos tratos a los etarras condenados por el atentado de la T4 en el aeropuerto de Madrid-Barajas ya que, según la letrada, hubo detención violenta por la resistencia e intento de fuga.

En una entrevista en la Cadena Cope, recogida por Europa Press, Ladrón de Guevara se ha remitido al juicio en la Audiencia Nacional en el que se condenó a los etarras Igor Portu y Mattin Sarasola, donde en su estrategia de defensa “no dijeron nada de que hubiesen sido torturados”, algo que refrendó posteriormente el Tribunal Supremo.

Ese relato de hechos probados, según ha rememorado Ladrón de Guevara, acreditó que los guardias civiles redujeron a Igor Portu y Mattin Sarasola ante la resistencia de los miembros de ETA. “Se habían resistido fuertemente y se había producido la detención en carrera, cuesta abajo, con la necesidad de que se tuvieron que abalanzar sobre ellos para interceptarles”, ha señalado la abogada.

“Nos explicaron”, ha continuado en referencia a los agentes, “que llevaban los chalecos tácticos que llevan los GAR (unidad de elite de la Guardia Civil) con el subfusil, los cargadores… Con el peso del cuerpo de cada uno de los agentes, las lesiones producidas eran consecuencia de esa detención violenta. Por lo tanto, desde luego yo me creí mucho más la versión de los agentes que, además, queda plasmada en la sentencia del Tribunal Supremo“.

Ladrón de Guevara ha valorado que Estrasburgo no hable de torturas en el caso de esta detención, subrayando que las heridas no fueron “en ningún caso durante la custodia policial”, pero critica el fallo del tribunal. “Ya no me sorprenden los pronunciamientos del TEDH en materia de personas relacionadas con el terrorismo de ETA, tengo que decir que esta sentencia es más que discutible tanto en la forma como en el fondo“, ha sostenido.

“El Tribunal Supremo lo dijo bien claro en la sentencia por la que se absuelve a los agentes, dijo que en ningún caso ha quedado demostrado que hubiese habido ningún exceso en el uso de la violencia que tuvieron que emplear los agentes para la detención y a lo que se limitaron es a cumplir con su obligación de evitar que se fugaran“, ha señalado la abogada, subrayando que en este caso “ni siquiera hubo trato inhumano y degradante”.

Indemnización bloqueada

El Ministerio de Justicia confirmó ayer tras conocer la sentencia de Estrasburgo que se detraerá la indemnización de 30.000 euros a Portu y 20.000 a Sarasola por el trato “inhumano y degradante” que sufrieron cuando fueron detenidos en enero de 2008 de la deuda contraída con las dos víctimas mortales del atentado de la T4 y de las responsabilidades civiles derivadas de la acción criminal.

Los etarras fueron condenados a 1.040 años por el atentado de la T4 y a indemnizar a las familias de los dos ecuatorianos fallecidos, Carlos Alonso Palate y Diego Armando Estacio, con 500.000 y 700.000 euros, respectivamente. También se fijaban indemnizaciones que superan los 2,5 millones de euros para los numerosos afectados, entre ellos un herido que sufrió una discapacidad del 67% como consecuencia del atentado.

La Audiencia Nacional condenó a los etarras a pagar 1,16 millones de euros al Estado, en relación con la cuantía de las indemnizaciones que adelantó la Subdirección General de Ayuda a las Víctimas del Terrorismo, y 41,6 millones al Consorcio de Compensación de Seguros. El atentado produjo, además, daños en 863 vehículos que estaban aparcados en la T4.

Últimas noticias