Page y sus socios podemitas cobran 135 € a los niños dependientes por atenderles en centros de día

Emiliano García-Page junto a Inmaculada Herranz y José García Molina
Emiliano García-Page junto a Inmaculada Herranz y José García Molina. (Foto: EFE)

El socialista Emiliano García-Page y sus socios podemitas cobran 135 euros por asignar centros de día a niños con dependencia. La denuncia acaba de ser planteada por la Plataforma en Defensa de la Ley de Dependencia. Page y sus aliados de Podemos hicieron campaña asegurando que esa práctica          -recogida en la norma del PP- era antisocial y debía ser eliminada de inmediato. Pero conseguidos los votos del colectivo, han decidido que ni la cambian ni dan ninguna explicación de su decisión al colectivo engañado.

La Plataforma en Defensa de la Ley de Dependencia en Castilla-La Mancha acaba de recibir la denuncia de un miembro de la asociación detallando lo que está ocurriendo con los dependientes que terminan la edad escolar en un Centro de Educación Especial de Enseñanza Reglada. Se trata de niños que mantienen su dependencia y, por lo tanto, siguen requiriendo de ayuda.

Hasta ahora, la norma regulada en época del PP -y criticada ya en su momento por la Plataforma, el PSOE y Podemos- diseñaba un doble escenario: o acceder a un centro de día o cobrar una prestación. Pero no se podían simultanear las dos ayudas. Así, los niños que terminaban su escolarización y solicitaban una plaza en un centro de día a través de los servicios de discapacidad, tenían que renunciar a la ayuda económica.

Si el niño obtenía la plaza en el centro, se le confirmaba a la familia por correo certificado y se le pasaba a retirar la prestación económica -cercana de media a los 280 euros mensuales-. La persona dependiente, además, pasaba a pagar el 25% de la cuantía percibida por la familia y procedente de la Seguridad Social en concepto de ayuda por hijo discapacitado a su cargo y que equivale a unos 135 euros mensuales. Ese dinero se destinaba la Junta de Castilla-La Mancha para costear parte de la financiación de la Ley de Dependencia.

Aquel sistema recibió las iras políticas de la izquierda. Se convirtió en una de las supuestas pruebas de la falta de sensibilidad social -afirmaban- de “la derecha neoliberal”. Y fue utilizado como un mecanismo con el que conseguir el votos de los afectados.

Pero las elecciones pasaron -ya en 2015- y a fecha de hoy y pese a los compromisos adquiridos por el PSOE y Podemos, la norma sigue intacta a mayor frustración de la Plataforma en Defensa de la Ley de Dependencia que ha decidido denunciar públicamente lo que está ocurriendo con los niños en esta situación.

La nota de la Plataforma señala expresamente que “el Gobierno Regional pasa de “pagar” a “cobrar” al niño o niña dependiente. Si sumamos los 285 euros mensuales que se dejan de recibir a los 135 euros mensuales que hay que pagar, a la persona dependiente le cuesta el servicio que recibe 420 euros al mes”. Los afectados añaden que “a esto debemos añadir los días de vacaciones, los fines de semana, los días que debe acudir al médico y los que no puede ir al centro de día por estar enfermo”, y concluyen en mayúsculas: “Y QUE EL GOBIERNO DEL SR. PAGE SE NIEGA A RECONOCER COMO TIEMPO EN EL QUE DEBE ASUMIR UNA PRESTACIÓN POR DEPENDENCIA PARA ESE NIÑO O NIÑA”.

La nota es contundente: “Como dijimos en el balance de dependencia que hicimos del año 2017, esta se ha convertido en un servicio low cost en el que, tanto la consejera Sánchez, como el presidente de nuestra región, Sr. Page, únicamente están interesados en estadísticas y números, sin preocuparse de forma efectiva y real de las necesidades de un colectivo, el más débil y vulnerable de nuestra sociedad, que está pasando por momentos muy difíciles”.

Comentar

Últimas noticias