El PP no ve mal unas elecciones anticipadas en Cataluña: “El 155 ha convencido hasta a los independentistas”

Mariano Rajoy se aburre durante el discurso de Irene Montero. (Foto: Francisco Toledo)
Pablo Casado conversa con Fernando Martínez-Maíllo en el Congreso de los Diputados. (Foto: Francisco Toledo)
Comentar

El Partido Popular no ve con malos ojos una repetición electoral en Cataluña. El escenario no es, no obstante, el prioritario: se produciría, sostienen fuentes de la dirección ‘popular’, si los independentistas no proponen alternativa y, en añadido, si Inés Arrimadas renuncia a presentarse a la investidura.

De hecho, en el partido insisten en que la candidata da Ciudadanos tendría obligación de mover ficha, ante un bloqueo de los secesionistas. El PP presiona al partido ‘naranja’ con esa idea desde las elecciones del 21 de diciembre, donde fue la fuerza más votada.

Los ‘populares’ creen que una nueva convocatoria electoral no favorecería al bloque independentista, a pesar de que la idea surge precisamente desde el entorno del propio Carles Puigdemont.

Observan que, tras la aplicación del artículo 155, las cosas han cambiado en Cataluña y que, dentro del propio independentismo, el apoyo puede verse debilitado. “Muchos creen que el 155 no ha sido tan malo, que no ha sido para tanto”, sostienen en fuentes de la dirección. Y, al contrario, opinan que el PP sí podría sacar partido de una repetición.

Tensión con Ciudadanos

Los ‘populares’ lograron el 21-D su peor registro histórico, con cuatro escaños. Insuficientes para formar grupo propio. En este sentido, el reproche a Ciudadanos por no cederles un diputado para sacarles del Mixto sigue encarnizado. Ambos partidos se han enredado en los últimos días sobre si ese rechazo acaba beneficiando al independentismo.

Desde el PP insisten en que eso provoca que los secesionistas tengan mayoría absoluta en todas las comisiones. Y desde Ciudadanos alegan que “si el PP tiene un grupo propio, la CUP se quedará todo el grupo mixto en todas las comisiones y usarán el rodillo separatista junto a JxCat y ERC. Si el PP y la CUP comparten el grupo mixto, la CUP dejará de estar en la mitad de las comisiones”.

Los ‘populares’ consideran que se trata de un debate estéril y de lo que se trata es de mostrar “unidad” del bloque constitucionalista. Lo que sí es cierto es que, de disponer de grupo propio, el PP podría hacer una oposición plena al gobierno independentista en los plenos, sin verse en la tesitura de pactar las preguntas o interpelaciones con los antisistema.

No obstante, el PP no quiere ‘hacer sangre’ contra Ciudadanos. La estrategia es visibilizar los logros del Gobierno y los retos aún pendientes. Y para ello, el partido se volcará en la organización de sus convenciones temáticas. La primera, sobre Educación, se celebró este fin de semana, en Santiago de Compostela.  Y a ésta seguirán, las de Seguridad y Libertad (10 de febrero), PYMES y Autónomos (17 de febrero), conciliación Familiar (24 o 25 de febrero), pensiones, medio rural, igualdad de oportunidades…

El objetivo es “volver a captar a los que en las últimas elecciones no han votado al PP” pero también seducir a nuevos votantes, en especial los jóvenes, sostienen en la dirección ‘popular’. El partido ha programado una intensa campaña de afiliación en los próximos meses.

Últimas noticias