Ultimátum al PP y contra el nº 2 de Montoro

Ocho alcaldes del PP en Jaén ponen en marcha una operación para pasarse a Ciudadanos

El acalde de Porcuna, Miguel Moreno, encabeza la corriente crítica en el PP, 'Jaén Adelante'
El acalde de Porcuna, Miguel Moreno, encabeza la corriente crítica en el PP, 'Jaén Adelante'
Comentar

El PP de Jaén se enfrenta a una crisis que puede acabar con la estructura del partido en la provincia. Una decena de sus 26 alcaldes, junto a presidentes locales, están reunidos en la tarde-noche de este miércoles para estudiar su posible abandono y la posterior incorporación a Ciudadanos. Hay ocho que se pasarían ya a la formación naranja con militantes de sus municipios para presentarse a las municipales de 2019. En este cónclave de críticos han fijado un ultimátum: o el PP de Andalucía les atiende, o la fuga al partido de Rivera será un hecho.

El plan está muy adelantado, y contempla no sólo el pase de los alcaldes a la formación naranja, sino de cuadros y militantes. Es el caso de Miguel Moreno, alcalde de Porcuna y líder de ‘Jaén Adelante’, la corriente crítica del PP jiennense y que está provocando jaquecas en la dirección del partido en Andalucía. Moreno ya ha advertido que no se iría solo: con él cambiarían el PP por Ciudadanos sus cerca de 400 militantes.

El 25 de enero, fecha límite

El mensaje trasladado en la cumbre de disidentes que se celebra en Quesada, y con la Casa de la Cultura como escenario, es rotundo. Según ha podido saber OKDIARIO, se centrará en fijar dos grandes cuestiones: el ultimátum a la dirección regional (25 de enero) y las condiciones para una eventual marcha atrás que  cada vez parece más difícil .

Son cuatro los requisitos, el primero como ‘conditio sine qua non’: la inmediata apertura de un expediente disciplinario al expresidente provincial y actual secretario de Estado de Hacienda, José Enrique Fernández de Moya. Moya es para este sector crítico el ‘cacique’ del PP en esta provincia, y, también según estas fuentes, “el principal culpable de que el PP de Jaén pueda ser desguazado en favor de Ciudadanos”.

Para argumentarlo, recuerdan que el hoy número 2 de Montoro “es rechazado por una parte muy importante del partido: un 57 % de votos votó contra su candidato, Juan Diego Requena, alcalde de Santisteban del Puerto, quien pese a perder por 15 puntos de diferencia se hizo con la presidencia del PP en la provincia”.

Ese congreso fue impugnado y los críticos no sólo han presentado 800 firmas contra Moya y Requena, sino que le acusan de maniobrar para que Moreno no se hiciera con la presidencia, incumpliendo los estatutos del partido y no acatando el dictamen de la Comisión de derechos y Garantías que les dio la razón.

Expediente al Nº 2 de Montoro

Además del expediente a Moya, los críticos exigen la integración de la corriente crítica en los órganos de dirección del PP de Jaén, a lo que parecen dispuestos en el PP de Andalucía para evitar la amenaza de fuga; la celebración de un congreso ‘con garantías’ (subrayan);  y revisar, una por una, las estructuras locales donde se han cometido “muchas injusticias y ninguneos”, aseguran a este periódico partidarios de la ruptura.

La decisión de este sector puede acabar en el desembarco de regidores (17 por mayoría absoluta del PP y 8 gracias a pactos) y cerca de 50 estructuras locales en el partido de Albert Rivera (de las que actualmente carecen en la Andalucía interior), y en un destrozo que termine con las aspiraciones de Juan Manuel Moreno Bonilla para desbancar a Susana Díaz en las próximas elecciones autonómicas.

 

 

Últimas noticias