Colau reduce a la mitad las ayudas a familias en dos años

Colau reduce a la mitad las ayudas a familias en dos años
La alcaldesa barcelonesa, Ada Colau. (Foto: Barcelona)
Comentar

La alcaldesa de Barcelona, Ada Colau, ha reducido a la mitad el importe destinado a ayudas a familias, desde su llegada al poder, en 2015.

Así consta en el último proyecto de presupuestos, en el que se dota a esta partida con 7.904.933,65 euros. En las últimas cuentas antes de que Colau accediese al cargo era de 15.527.000 euros.

La oposición en el consistorio ha denunciado en repetidas ocasiones el incumplimiento del equipo municipal en los gastos sociales. Pese a este descenso, en la presentación de los últimos presupuestos, el ayuntamiento destacó que los gastos para servicios sociales y promoción social se habían incrementado en 73,9 millones de euros en los dos últimos años.

Megacontrato con hoteles ‘sociales’

El proyecto recoge también el incremento destacado en la partida ‘hoteles y pensiones de asuntos sociales’, que pasa de 390.000 euros en 2015 a los actuales 5.208.733,50.

El aumento obedece al polémico plan de Colau para externalizar los servicios de alojamiento de personas en riesgo de exclusión, y que el consistorio gestiona ahora mediante un contrato con la agencia de viajes Snow Travel.

La aprobación de ese megacontrato, en enero, provocó las reacciones de la oposición, y que según denunciaron los grupos el equipo de la alcaldesa impidió que pudiese debatirse y votarse.

Antes de esa externalización, eran los mismos servicios sociales del consistorio los encargados de buscar los alojamientos. Una labor inoperativa, según justificó la alcaldesa, que defendió que el ayuntamiento debe proporcionar alojamiento diariamente a 400 personas en situación de emergencia y el parque de vivienda social resulta muy limitado. La decisión resulta no obstante llamativa considerando la posición de Podemos y sus socios sobre las privatizaciones.

Los presupuestos, aún en duda

La aprobación de los presupuestos municipales está en duda después de que Colau rompiese con el PSC como socio de gobierno. La aritmética es complicada y obligan a la alcaldesa a buscar nuevos apoyos, con la vista puesta en ERC. 

La oposición no le está poniendo las cosas fáciles. El grupo municipal del PDeCAT ha presentado un total de 107 alegaciones por considerar que las cuentas no responden a los retos de ciudad ni a las necesidades de los catalanes. En el partido no ven “voluntad” de Coleu “de tomarse en serio” una negociación “ni de hacer ningún acercamiento”.

Por su parte, el PP en el Ayuntamiento cree que los presupuestos pueden ser “tan lesivos para Barcelona como el proceso independentista”.

Según los ‘populares’, y a la vista del borrador, el equipo de Colau “paraliza inversiones, desacelera la economía y no invierte en lo que es esencial: la atención social y los barrios, así como incentivar la economía para la creación de empleo y promoción económica”. El grupo ha presentado 63 alegaciones, entre ellas, un aumento de las partidas sociales y la vivienda pública.

Últimas noticias