España

Primer juicio de la trama Púnica: Caso Talamino

Granados teme que el juicio por el chivatazo se convierta en una “causa general” sobre Púnica

Francisco Granados
Francisco Granados en la primera sesión del juicio de la trama Púnica. (Foto: EFE)
0 Comentar

La defensa de Francisco Granados teme que el juicio por el chivatazo de la Púnica se pueda convertir en una “causa general” sobre la trama corrupta. El exdirigente del PP acusado de un presunto delito de revelación de secretos se sentaba este martes en el banquillo de los acusados por la primera pieza del caso Púnica que llega a juicio.

La Fiscalía Anticorrupción solicita 3 años para el propio Granados, el agente de la Guardia Civil en excedencia, José Luis Caro Vinagre, y el también Guardia Civil, Manuel Rodríguez Talamino, cuyo apellido da nombre al caso. El Ministerio Público sostiene que Talamino dio un chivatazo al exdirigente del PP el pasado 6 de septiembre de 2014 durante las fiestas patronales de Valdemoro antes de que estallara la trama Púnica.

La preocupación del exconsejero madrileño por el hecho de que salgan a la palestra en el juicio oral otros hechos que nada tienen que ver con la causa que se juzga era transmitida de viva voz por su propio abogado, Javier Vasallo. Al final de la vista, éste aseguraba que a lo largo del juicio, que se reanuda este miércoles, “pedirán la nulidad” de aquellas grabaciones que nada tengan que ver con el soplo, denominado ‘caso Talamino’.

Las fuentes del caso consultadas aseguran que “los hechos investigados en esta pieza no tendrían que haber llegado a juicio, porque no existe delito”. Es por ello, que la defensa del exdirigente popular muestre su preocupación por que la vista oral se contamine por la acusación con otros hechos de la Púnica, no relacionados con el presente caso.

Antes de comenzar la primera sesión del juicio, el tribunal que preside la magistrada Manuela Fernández Prado, escuchaba las cuestiones previas planteadas por la defensa. El letrado de Granados mostraba entonces su sorpresa por el hecho de que el denominado ‘cerebro de la trama Púnica’, David Marjaliza, no fuera juzgado, a pesar de que es considerado una “pieza fundamental” en la trama corrupta y que habría sido el mayor “beneficiado” del supuesto chivatazo.

Durante las cuestiones previas, la defensa de Granados ya pedía impugnar las llamadas intervenidas al exconsejero madrileño por la UCO a instancia de la Fiscalía y autorizadas por el entonces juez instructor, Eloy Velasco, tachándolas de “prospectivas”. Las fiscales del caso justificaban dichas grabaciones y el tribunal recordaba al letrado de Granados que sólo se juzgarán los presuntos delitos de los acusados que se sientan en el banquillo.

El primero en comparecer era Talamino. El agente aseguraba que el encuentro con Granados fue “casual” y negaba haber dado ningún soplo que pudiera poner en riesgo la investigación. “No le hice ninguna referencia de ninguna instalación”, ha dicho respecto a las cámaras que se colocaron frente a los negocios de David Marjaliza, al que insistía, “no conocía absolutamente de nada”.

“Yo le comento que estábamos pasando una época en la UCO con muchísimo trabajo y estaba convencido de que en Valdemoro estaban haciendo algún seguimiento. Le dije: hay tanto trabajo que la unidad ha llegado hasta a Valdemoro”, afirmaba.

Además, el Guardia Civil señalaba que los apodos de “el tala” y “calvito” que aparecen en las llamadas intervenidas no corresponden con su persona, descartando así encuentros posteriores con Granados para ampliarle información sobre la investigación en curso.

Francisco Granados
Francisco Granados en la primera sesión del juicio de la trama Púnica. (Foto: EFE)

Por su parte, José Luis Rodríguez Caro, agente de la Guardia Civil en excedencia desde el año 2007 y amigo de Granados, recalcaba que “nunca en la vida” se produjo un encuentro a tres bandas. “A mí cuando saltó todo esto me pareció increíble porque no tenía ni idea”, ha dicho Caro a la fiscal a quetambién ha negado que se refiera en clave a Talamino con el sobrenombre de “calvito”.

Este miércoles se reanuda el juicio con la declaración de Granados y de varios agentes de la UCO como testigos. Posteriormente, llegará el turno del resto de testigos propuestos por las partes, entre ellos, David Marjaliza.

Últimas noticias

Lo más vendido