España

Entrevista al ex ministro del Interior

Corcuera: “La Conferencia Episcopal parece estar acojonada por la presión de la Iglesia catalana”

Comentar

P.- Ahora se habla mucho del diálogo y se proponen mediadores, la lista de mediadores en Moncloa debe ser interminable. ¿Qué le parece el papel de la Iglesia?

R.- Ha perdido el auctoritas que siempre he considerado que tenía la jerarquía de la Iglesia, el que ha tenido la Conferencia Episcopal. Yo soy católico no practicante y creo que la Iglesia hizo un comunicado inasumible. La Conferencia Episcopal puede estar callada y no decir nada, pero, si dice algo, tiene que defender la legalidad de donde está ejerciendo su apostolado. Y, si tiene incluso que ir más lejos, tiene que decir que la actitud de algunos sacerdotes u obispos en Cataluña no es normal ni respetable. La Conferencia Episcopal ha dado la sensación de estar, si se me permite la expresión, acojonada por la presión de la Iglesia catalana.

P.- Ahora hay un gran movimiento económico en Cataluña, se están produciendo deslocalizaciones a raíz de la posibilidad de una Declaración Unilateral de Independencia. ¿Qué responsabilidad ha tenido el empresariado en esta crisis?

R.- Tan sencillo como el desmontaje práctico de una de las grandes mentiras del independentismo a la sociedad de Cataluña. Hemos visto como el simple hecho de que se pueda plantear esa declaración hace que los bancos tengan que salir, pero eso ya lo sabían los bancos. Nos podían haber ahorrado un buen trabajo diciéndolo hace meses, diciendo públicamente “que me marcho, que me voy”.

P.- ¿Usted cree que se va a llegar a una reforma de la Constitución?

R.- Hay aspectos de la Constitución que son susceptibles de ser reformados y mejorados.

P.- Bueno, ya, pero aquí de lo que se está hablando es de la posibilidad de que se celebre un referéndum en Cataluña.

R.- En absoluto, yo creo que eso no ocurrirá, al menos, mientras yo viva. No habrá una Constitución en España donde se permita en referéndum de autodeterminación. ¿Por qué? Porque no hay jurisprudencia ni leyes internacionales que den respaldo a esa solicitud. Éste es un Estado democrático y de Derecho, no es una colonia. Es que aquí se ha falsificado la historia de anteayer. Hay que hacer una terapia, hay que decirle al pueblo de Cataluña que les han estado engañando de forma inmisericorde, conscientemente, haciéndoles creerse que son superiores a los demás.

P.- Usted que tiene mucho olfato político, ¿qué cree que va a ocurrir?

R.- Yo lo que tengo claro es que el gobierno no va a permitir bajo ningún concepto que se lleve a efecto lo que algunos pretenden: que Cataluña sea un Estado independiente. En función de lo que ocurra, el Gobierno tomará las medidas necesarias para impedir que eso suceda. Algunos dicen “hombre, no hay que pasarse” y yo les diría a ésos que les digan a los independentistas que no se pasen, que vuelvan a la legalidad. En lugar de decirnos a los constitucionalistas que no nos pasemos, que les digan a los independentistas que vuelvan a la legalidad y, a partir de ahí, ya veremos lo que pasa. Si usted me pregunta qué es lo que tendría que pasar, yo le diría más España en Cataluña.

Últimas noticias