España

Gobierno y PNV negocian los Presupuestos sin hablar de Seguridad Social y Prisiones

Gobierno y PNV negocian los Presupuestos sin hablar de Seguridad Social y Prisiones
Cristóbal Montoro con Aitor Esteban (PNV), en el Congreso. Foto: Francisco Toledo.
0 Comentar

El Gobierno ha iniciado las negociaciones para la aprobación de los Presupuestos Generales del Estado (PGE) con las mismas formaciones que ya permitieron sacar adelante las cuentas de 2017: Ciudadanos, PNV y los partidos canarios, Coalición Canaria y Nueva Canarias. 

Las conversaciones, aunque iniciales, han permitido comprobar la “buena disposición” de estos grupos a respaldar de nuevo las cuentas. Y en el caso del PNV, el convencimiento de que “es mejor tener cuentas que no tenerlas”, confirman fuentes del grupo parlamentario ‘popular’.

La negociación con los peneuvistas es sin duda la más compleja. Esta misma semana, el portavoz parlamentario de la formación, Aitor Esteban, advirtió de que si el Gobierno responde de manera “exacerbada” al proceso independentista en Cataluña, se “complicaría” ese posible acuerdo.

Pero además, sobre la mesa de los nacionalistas existen dos reclamaciones históricas: la transferencia de competencias en Seguridad Social y Prisiones. El Gobierno excluye ambos asuntos de la negociación, porque los considera cuestiones que nada tienen que ver con la aprobación presupuestaria.

En fuentes del partido del Gobierno se confirma además que “las competencias no se debaten en los Presupuestos, aunque ellos lo intentarán pero no se pueden vincular unas cosas con otras. Y la caja única de la Seguridad Social para el PP es sagrada”. Los peneuvistas reclaman transferencias en una veintena de competencias que consideran pendientes de acuerdo al Estatuto de Guernica, aprobado en 1979.

De cara a la galería

Los ‘populares’ asumen que el PNV tendrá que “escenificar” una negociación con el Ejecutivo para tratar de lograr sus reclamaciones, pero dudan de que “ponga en riesgo” obtener nuevas ventajas económicas, como las que ya logró en el ejercicio pasado. Ese acuerdo incluyó una valiosa rebaja del cupo y la devolución de 1.400 millones de euros, además de una importante partida para inversiones de 3.380 millones de euros hasta 2023, la principal, para la llamada ‘Y’ que conecta las tres capitales vascas.

Las negociaciones están más avanzadas con Ciudadanos, partido del que destacan su “responsabilidad” para apoyar unas cuentas esenciales para la marcha de la legislatura. Los de Albert Rivera solo pusieron como condición una rebaja del IRPF en 2.000 millones, su requisito para apoyar el techo de gasto que fue aceptado por el Gobierno.

También existe optimismo con los partidos canarios, sobre todo, destacan en el PP, porque la pasada negociación les permitió lograr una serie de beneficios económicos impensables para vender ante su potencial electorado. Y no hay que olvidar que, en 2019, se celebrarán elecciones autonómicas.

El diputado de Nueva Canarias, Pedro Quevedo-cuyo apoyo fue duda hasta el final-pudo arrancar en los PGE de 2017 un aumento presupuestario de más de 204 millones para el Archipiélago, la reforma del Estatuto y del REF y el nuevo modelo de financiación autonómica, además de una suculenta rebaja para los vuelos intrainsulares en Canarias, de entre un 50 y un 75 por ciento, una de las reclamaciones históricas de los canarios.

El propio responsable de Hacienda, Cristóbal Montoro, aseguraba este martes en el Senado que la aprobación de unos nuevos Presupuestos es algo que favorece a todos los partidos, “incluso a los que se oponen”, porque permiten financiar a las administraciones territoriales y pagar inversiones, además de dar estabilidad, afirmó.

Sin el apoyo del PSOE

El buen talante demostrado por estas formaciones choca, sin embargo, con el PSOE, partido que ya ha avanzado que no apoyará las cuentas del Gobierno. Con los de Sánchez no se descartan conversaciones, aunque serán una vez se tengan ya asegurados los 176 apoyos.

Según el calendario previsto, el Consejo de Ministros dará luz verde al proyecto de las cuentas públicas del próximo año el viernes día 22 de este mes, por lo que está previsto que llegue al Congreso cuatro días más tarde, el martes 26 de septiembre o a más tardar el miércoles 27, cumpliendo así el plazo que marca la ley de que los Presupuestos lleguen a la Cámara Baja antes del 30 de septiembre.

De esta forma, en octubre se producirán las comparecencias de los altos cargos en el Congreso y el debate de totalidad, previa presentación de las enmiendas a la totalidad y al articulado, y en noviembre su aprobación en el Congreso, para llegar previsiblemente a principios de diciembre al Senado y continuar su tramitación hasta su aprobación definitiva en torno a la semana del 18 de diciembre.

Últimas noticias

Lo más vendido